Axis Communications, en la Universidad de Zaragoza

La Universidad de Zaragoza es una institución pública de investigación y educación superior al servicio de la sociedad, que combina una tradición de casi cinco siglos de historia con la actualización permanente de sus enseñanzas. Su principal misión es generar y transmitir conocimientos con el objetivo de la formación integral de las personas. Se trata de una comunidad universitaria formada por más de 42.000 miembros.

Las cámaras de Axis Communications se encuentran instaladas en la Universidad de Zaragoza

En efecto en la Universidad de Zaragoza estudian más de 35.000 alumnos, cuenta con más de 3.800 docentes e investigadores y más de 2.000 miembros del personal de administración y servicios. Es una institución de calidad al servicio de la sociedad, que se sitúa a la cabeza de las españolas en aspectos como la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Asimismo, es un referente por su prestigio en la investigación y por la calidad de los servicios ofertados. La Universidad de Zaragoza es algo más que docencia e investigación: es cultura, participación y, en definitiva, interés por conocer y saber.
En el año 2011, su presupuesto ascendió a 273,9 millones de euros. Ofrece 251 Titulaciones: 54 grados, 52 másteres universitarios, 46 programas de doctorado y 99 estudios propios. Es la única universidad pública de Aragón, y extiende su actuación a todo el territorio. Para ello cuenta con unos 70 edificios, que ocupan más de 400.000 metros cuadrados construidos. Tiene campus y centros adscritos en Zaragoza (Zaragoza y la Almunia), en Huesca (Canfranc, Jaca, Almudévar y Huesca) y en Teruel.
La Universidad de Zaragoza creó en 2007 la Unidad de Seguridad, dependiente del Vicerrectorado de Infraestructuras. Aunque ya habían acometido algún proyecto previo relacionado con videovigilancia analógica, desde la puesta en funcionamiento de esta Unidad se apostó decididamente por el vídeo IP, entre otros motivos por estar basado en estándares y por características tales como la flexibilidad, la escalabilidad y las capacidades de monitorización remota que ofrece.
Para las instalaciones de videovigilancia cuentan con la asesoría de Deinta, Solution Partner Gold de Axis y uno de los proveedores de la universidad en el campo de los audiovisuales, los sistemas electrónicos para la seguridad y las comunicaciones.
De forma genérica los sistemas de videovigilancia complementan la labor de los vigilantes de seguridad y se instalan en viales, accesos, áreas perimetrales y otras zonas comunes de los diferentes edificios y campus. Sirve para asegurar la protección tanto de estudiantes, docentes y personal administrativo como para salvaguardar los diferentes edificios y los materiales que en ellos se alojan.
El interés por el vídeo IP de la Universidad de Zaragoza para aplicaciones de gestión de aparcamientos es muy grande. El campus de San Francisco cuenta con una aplicación basada en un sistema de OCR y codificadores de vídeo de Axis Communications que ha sido desarrollada por Deinta con la colaboración inicial de la Universidad de Zaragoza. Básicamente lo que permite este sistema es leer directamente las placas de matrícula de los vehículos que quieren acceder a las instalaciones, el sistema realiza una consulta a la base de datos de vehículos autorizados y en el caso de que identifique la matrícula como válida, activa la apertura de la barrera sin ningún tipo de intervención humana.
La Unidad de Seguridad percibe claramente el poder disuasorio y de corrección positiva de conductas que provoca la instalación de sistemas de videovigilancia y reconoce que, a medida que van ampliando el sistema y alcanzando nuevas localizaciones, se reduce el número de incidentes, generalmente hurtos, robos sin fuerza y actos de vandalismo. El área de Comunicaciones de la Universidad crea redes virtuales para videovigilancia basadas en Gigabit Ethernet y de fibra óptica gestionadas por Red Iris (CSIC). Cuentan además con varios centros de control interconectados que les permiten monitorizar cualquier cámara del sistema desde varios puntos.
Cuando hay incidentes las imágenes de las cámaras ayudan a determinar la responsabilidad de los hechos ocurridos y sirven de base para las posibles acciones legales que se puedan interponer contra aquellos que no hacen un uso adecuado y responsable de las instalaciones universitarias.
Hasta la fecha se han instalado cámaras en todos los campus universitarios, cubriendo zonas exteriores, accesos y zonas comunes en edificios, y el nivel de satisfacción con este sistema es bueno. Paulatinamente, y siempre que los presupuestos lo permitan, irán incorporando nuevos dispositivos de cara a contar con servicios de vídeo en todos los edificios e instalaciones de la Universidad que así lo requieran.
«Para nosotros son muy importantes algunos aspectos relacionados con el vídeo IP tales como la escalabilidad o sus posibilidades de integración con otros sistemas como los de control de accesos. Apreciamos además el nivel de innovación que hay en esta tecnología y que hemos podido comprobar satisfactoriamente, por ejemplo, en lo relacionado con calidad y compresión de imágenes», explica Luis Laspuertas, director de la Unidad de Seguridad de la Universidad de Zaragoza