fbpx
InicioEventosProtección global contra amenazas radiactivas

Protección global contra amenazas radiactivas

En la era tecnológica, la ciberseguridad es esencial para prevenir emergencias y proteger fuentes radioactivas.

En un escenario en el que las fuentes radiactivas puede ser tan pequeñas como un grano de arroz, pero su protección requiere un entramado de medidas complejas, la concientización sobre la importancia de la seguridad en infraestructuras radiactivas se alza como una urgente llamada a la acción.

Ángel Isac, Jefe del Grupo Operativo de Infraestructuras Radiactivas de la Policía Nacional, hizo un llamado a la colaboración entre diferentes sectores, para enfrentar de manera conjunta los retos de la ciberseguridad en Security Forum 2023.

Vídeo del Expert Panel «Infraestructuras Radiactivas» en Security Forum 2023

Protección en constante transformación 

En este escenario, se enfatizó la importancia de una estrategia integral que involucre a expertos en tecnología, gobiernos, empresas y ciudadanos, trabajando en estrecha colaboración para fortalecer la resiliencia de las infraestructuras críticas y salvaguardar la información sensible

Las raíces históricas del potencial peligro de los materiales radiactivos se remontan a eventos como las pruebas Trinity en 1945, marcando el inicio de la Guerra Fría y despertando la conciencia global sobre la necesidad de medidas de seguridad y prevención para proteger a las personas de actos malintencionados o desastres catastróficos. 

En un mundo en constante evolución tecnológica, donde la ciberseguridad es un pilar fundamental en la protección de fuentes valiosas, Ángel Isac subrayó la importancia de entornos seguros para el intercambio de información confidencial y la geolocalización, como un recurso indispensable para enfrentar emergencias y evitar perdidas de fuentes radioactivas.

Ángel Isac
Ángel Isac en Security Forum 2023

En el contexto actual, donde la tecnología avanza a pasos agigantados, la ciberseguridad emerge como uno de los pilares fundamentales en la protección de instalaciones radiactivas. Los avances en esta área se presentan como un reto clave para prevenir el sabotaje y el acceso no autorizado a estas fuentes valiosas. 

Isac señaló los desafíos y oportunidades que se avecinan en el horizonte. Entre ellos, destacó el creciente protagonismo de las medidas de ciberseguridad y la necesidad de entornos seguros para el intercambio de información confidencial. Entre los ejemplos de herramientas valiosas, el especialista destacó los sistemas de geolocalización en los equipos de fuentes radiactivas y en las salas operativas, para una respuesta rápida y eficiente en situaciones de emergencia. Al tener acceso a información precisa sobre la ubicación de los recursos y personal involucrado, se agiliza la respuesta y se aumenta la capacidad de reacción ante eventos inesperados. 

Colaboración pública-privada para la seguridad

Durante su intervención, Ángel Isac destacó la importancia de la colaboración entre entidades públicas y privadas. Los directores de seguridad y el personal de seguridad privada desempeñan un papel vital en la implementación de planes de protección física, garantizando así una cultura de seguridad eficaz y uniforme en todas las instalaciones.

«Es fundamental que la planificación y el diseño de medidas de seguridad se ajusten a cada caso específico», resaltó Isac. Si bien los riesgos externos son una preocupación, la amenaza interna se identifica como una de las mayores preocupaciones en la protección de fuentes radiactivas. Siendo conscientes de esta realidad, los expertos trabajan para abordar y mitigar esta amenaza a través de medidas de seguridad más estrictas y la implementación de protocolos adecuados.

artículos relacionados