¿Sabes qué es y para qué sirve una alarma anticoacción?

Las alarmas anticoacción -algunos modelos pueden ser conocidos como alarmas silenciosas-, son un revolucionario método que nos puede salvar la vida llegado el momento. Se pueden adaptar tanto a los hogares como a los locales, y están dispuestas de tal forma que tan solo sea consciente el usuario de que las está activando, y no los atacantes.

Alarma anticoacción

Si necesitas una de estas alarmas y/o estás buscando elevar el nivel de seguridad de un determinado entorno, expertos en la materia como Movistar Prosegur Alarmas te ayudan a entender un poco más estos sistemas.

¿Qué es una alarma anticoacción?

Las alarmas anti-coacción son programables de la misma forma que cualquier otro tipo de alarma. Para ello, dispondremos de un botón estratégicamente situado en un panel de control, o bien desde un botón en un control remoto.

Se activarán cuando hayamos introducido un código de emergencia en el sistema de alarma. La idea es que el código será diferente al de activación y desactivación.

Está pensado para que se use si se produce una situación como la siguiente: imagina que un intruso nos agrede desde el exterior de nuestro hogar, entra con nosotros y nos amenaza para que apaguemos la alarma.

Gracias al uso de las alarmas anti-coacción, tendremos la opción de teclear un código que, efectivamente, desconectará la alarma. Sin embargo, también está mandando una alarma a la central. Así, sabrá que hemos tenido que desactivar la alarma contra nuestra voluntad y tomará las medidas pertinentes.

Rompen con el estereotipo de que las mejores alarmas son las más ruidosas. Estas alarmas son perfectas para evitar agresiones o para actuar en aquellas situaciones en las que se requiere actuar con discreción para evitar que se agraven.

¿Para qué sirven las alarmas de coacción?

Están más bien pensadas para ser instaladas en aquellos lugares en donde se maneja una cantidad de dinero mayor, como podría ser una joyería, banco o entidad financiera.

Sin embargo, cada vez es más habitual que se instale en otro tipo de negocio, incluso hasta en nuestros propios hogares. Teniendo en cuenta que el índice de robos ha aumentado de forma importante en los diferentes hogares, invertir en seguridad nunca está de más.

¿Cuáles son las mejores alarmas anticoacción del mercado?

Podemos encontrar 3 tipos de respuestas anticoacción: Alarmas anticoacción (propiamente dichas), botón de pánico y alarmas anti-atraco.

Vamos a ver las características de cada uno de los tipos en las siguientes líneas:

1.    Alarmas anticoacción

Cómo ya hemos comentado, en este tipo de alarma contamos con un código que no solo desactiva la alarma, sino que tiene la función de enviar una alarma a la central para que puedan detectar que estamos en una situación complicada y que necesitamos ayuda de inmediato.

Por lo general, las alarmas anticoacción se suelen activar en uno de estos 3 supuestos:

  • Cuando la víctima piensa que es importante que actúe la policía cuanto antes frente a una situación complicada que está viviendo.
  • En el caso de que la víctima se encuentre frente a algún tipo de amenaza.
  • En el supuesto de que peligre la integridad física del usuario.

2.    Botón del pánico

El botón del pánico (botón SOS o alarma de pánico) se emplea para que se active una señal que se mandará a la central receptora. Este aviso tan solo se debería enviar en el caso de que se esté viviendo una situación de emergencia o evento que amenace nuestra vida.

Lo cierto es que su funcionamiento es similar a las alarmas que veremos a continuación, con la particularidad de que no habrá que indicar que se está siendo víctima de algún tipo de robo. El principal objetivo del botón del pánico es servir a una persona que está siendo intimidada para que pueda pedir ayuda de forma rápida, sin que el atacante se dé cuenta.

El botón del pánico ha sido diseñado para estar oculto, y para que se pueda pedir ayuda de forma sutil.

Por ejemplo, imaginemos que un cliente se pone violento en la recepción de la empresa. En lugar de coger el teléfono para avisar a seguridad, podemos pulsar el botón que podría estar debajo de la mesa.

3.    Alarmas anti-atraco

Son similares al botón del pánico. En este caso, será el usuario quien podrá activar el dispositivo de forma manual. Lo podrá hacer pulsando un botón en un llavero, en un colgante, pulsando un determinado pedal.

Son una buena opción para mandar una alerta en el caso de que se esté produciendo un robo o atraco.

Por lo general, la alarma se envía directamente a la policía, suponiendo una primera defensa de los bancos y de las instituciones financieras en general.

Si estás buscando las mejores respuestas anticoacción, te animamos a que le eches un vistazo y verás cómo encuentras aquella que se adapta a tus necesidades. Te animamos a hacerte con ellas, ya que pueden cambiar por completo la situación.