Mercy Health confía a Schneider Electric sus centros de datos

Mercy Health es una organización sanitaria católica de Estados Unidos que presta sus servicios en los Estados de Arkansas, Oklahoma, Missouri, Kansas, Texas, Louisiana y Missisipi. Como líder en atención sanitaria digital en Estados Unidos y uno de los sistemas de salud más importantes en este país, Mercy Health emplea a más de 6.500 profesionales altamente cualificados para brindar la mejor atención al paciente.

 

Fachada de Mercy Health

La organización, que cuenta con los resultados en atención sanitaria de calidad más elevados del mercado, integra multitud de servicios de cuidado al paciente, entre los que destacan sus 4 hospitales: Mercy Fitzgerald Hospital, Mercy Philadelphia Hospital, Mercy Suburban Hospital y Nazareth Hospital.

Las necesidades de Mercy Health

El sistema de salud tiene una gran dependencia tecnológica y requiere de grandes centros de datos que sean capaces de garantizar la disponibilidad y la fiabilidad de la instalación sanitaria. En este sentido, la tecnología es un elemento clave para la calidad de la atención sanitaria, así como también lo es disponer de un centro de datos dinámico.
William Showalter, director de Informática de Mercy Health, afirma: «Para nosotros, es de vital importancia, poder prestar el mejor servicio a los facultativos cuando lo necesiten. Schneider Electric ha sido clave para llegar a lograr una disponibilidad del 99,999%».
Uno de los objetivos de Mercy Health es cambiar la forma en que se facilita la atención sanitaria y enfocar correctamente los servicios sanitarios. La misión del departamento de Informática es garantizar que se aplican por medio de la tecnología. Tal como apunta Showalter, «Mercy Technology Services forma parte tanto del sector de la atención sanitaria como del tecnológico. Necesitamos comprender cómo funciona el negocio y las arquitecturas que están vinculadas a la atención sanitaria, con el fin de sacar el máximo provecho de la tecnología, pero también tenemos que entender cómo se pueden aplicar a los servicios sanitarios los avances tecnológicos».
Uno de los objetivos del equipo informático de Mercy Health es aprovechar al máximo las competencias y tecnologías para garantizar la coherencia de los servicios prestados por cualquier departamento de la organización. La calidad de los servicios prestados en grandes zonas urbanas debe ser la misma que la de pequeñas zonas rurales. La tecnología es clave para conseguirlo.

 

Centro de Datos

Para Mercy Health, el centro de datos es estratégico. La organización aprovecha la tecnología para prestar unos servicios de calidad consistente y homogénea en todas las comunidades en las que actúa. Las instalaciones más pequeñas no se podrían permitir la tecnología que se utiliza en el conjunto de la organización; por eso, Mercy utiliza las economías de escala.

Epic es la historia clínica electrónica que utiliza Mercy y que recopila toda la información pertinente sobre el paciente. Es el agente de procedimiento clínico, el motor que permite a los facultativos hacer su trabajo, al ser una herramienta de comunicación que define y automatiza el flujo de trabajo.
Epic se aloja en el centro de datos de Washington, Missouri, pero la aplicación en sí está presente en cada clínica y cada hospital. En total, existen más de 8 millones de historias clínicas en el centro de datos. El almacenamiento y la protección de dichos datos es un aspecto crucial para Mercy, así como es garantizar la alta disponibilidad de los sistemas y los datos.
«Schneider Electric ha contribuido de manera muy significativa a ayudarnos a definir y diseñar nuestros requisitos, con el fin de que el centro de datos, en su estado actual, se pueda ampliar y adaptarse al crecimiento de la organización», afirma Showalter.
Mercy comenzó el procedimiento de búsqueda de un nuevo centro de datos hace varios años, afrontando grandes problemas, como restricciones en la alimentación y de espacio dentro de la organización. La organización gestionaba hasta el último kilovatio en sus antiguas instalaciones. Fue a partir de este momento cuando intervino Schneider Electric.
La compañía revisó la totalidad del equipamiento informático de Mercy para asegurarse que la organización no sólo se centraba en los componentes de alimentación que necesitaba, sino para comprobar cómo funcionaría en la práctica con los demás elementos mecánicos y cómo podrían asegurarse la redundancia que buscaban.

Beneficios de la
solución de Schneider Electric

«Cualquiera puede vender un producto, pero hay pocas organizaciones que realmente aporten las habilidades y conocimientos sobre cómo utilizarlo de un modo óptimo y cómo hacerlo interactuar mejor con el equipamiento y la infraestructura ya presentes», apunta William Showalter, director de Informática de Mercy Health.

Schneider Electric fue un factor clave para ayudar a definir y dar respuesta a los requisitos de Mercy, con el fin de que el centro de datos, en su estado actual, se pueda ampliar y adaptarse al crecimiento de la organización.
«La arquitectura y los productos que Schneider Electric ha suministrado nos han ayudado de verdad a disponer de esa capacidad dinámica que necesitábamos una vez que entramos en funcionamiento», concluye Showalter.