fbpx
InicioControl de accesosSeguridad FísicaSeguridad Privada y digitalización: una tarea de todos

Seguridad Privada y digitalización: una tarea de todos

La digitalización que la RAE define en una de sus acepciones como el proceso de convertir o codificar en números dígitos datos o informaciones de carácter continuo como una imagen fotográfica un documento o un libro es una premisa de la acelerada evolución de nuestras sociedades. Se trata de un reto fundamental que ha conformado uno de los pilares básicos del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia de la economía española.

La transformación digital del sector de la seguridad privada ha traído consigo una serie de innovaciones como sistemas de videovigilancia avanzados controles de accesos inteligentes alarmas conectadas a la nube y análisis de datos en tiempo real. Unas tecnologías que son parte imprescindible de la oferta de una empresa que pretenda aportar valor añadido a sus usuarios, pero que deben seguir teniendo como pilar fundamental el componente humano.

No puede olvidarse que el último estudio sobre la percepción de la seguridad privada en España realizado por Canal Sondeo no solo pone el énfasis en la mejora de la percepción de seguridad en aquellos entornos en los que se constata la presencia de vigilantes de seguridad, sino que refleja que una mayoría de los encuestados no están de acuerdo con que las nuevas tecnologías acabarán sustituyendo a los profesionales del sector. Esto se debe a que esta transformación supondrá la creación de tareas que exigirán nuevas competencias profesionales, lo que requiere avanzar en el proceso de implantación de la nueva formación profesional de acceso al sector.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que una de las diferencias fundamentales de la seguridad privada en relación con otros sectores es su carácter complementario y subordinado respecto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Un proceso que la normativa vigente plasma en un control administrativo y una exigencia de comunicación diaria entre las empresas y los responsables del mismo.

Si realmente se considera de interés general que la seguridad privada contribuya de una forma eficaz a la seguridad de los ciudadanos, entre los proyectos tractores de la digitalización de la Administración del Estado, en particular de aquellos de los que es responsable el Ministerio del Interior, debería priorizarse la inversión pública necesaria para la creación de una plataforma digital multidisciplinar que permita la recogida de información y gestión de todos los procesos involucrados y que integre los sistemas actuales existentes. Las relaciones entre seguridad privada y seguridad pública tienen que adaptarse de forma urgente a esta transformación digital.

Todos tenemos una tarea pendiente: las empresas culminando este proceso de evolución, especialmente quienes distan de haberlo concluido; los profesionales del sector siendo conscientes de la necesidad de adaptación a este cambio; y las administraciones públicas apostando por nuevos mecanismos de relación con el sector beneficiosos para todos.

artículos relacionados