fbpx
InicioControl de accesosSeguridad FísicaEl capital humano, piedra angular en el proceso de digitalización

El capital humano, piedra angular en el proceso de digitalización

Es muy tentador enfocar este artículo pensando en los aportes que puede hacer la digitalización al mundo de la seguridad, pero si somos un poco críticos y antes de empezar a escribir analizamos “las vulnerabilidades, los riesgos y las amenazas de nuestro entorno” veremos que es imposible hoy en día garantizar la seguridad de nuestras organizaciones si no aprovechamos adecuadamente las herramientas y ventajas que nos proporciona la digitalización.

Cuando hablamos de digitalización no podemos limitarnos únicamente a pensar en las tecnologías más modernas que el mercado pone a nuestra disposición. Todos sabemos que un enfoque completo de la seguridad siempre se basa en 3 pilares: sistemas, procedimientos y personas.

El primer punto es el más sencillo de tratar sin duda alguna: por poner un ejemplo, es fácil ver las ventajas que en comparación con aquellos sistemas de CCTV de cámaras y matrices analógicas, nos proporcionan los nuevos sistemas de videovigilancia basados en tecnología IP, que recopilan, organizan y procesan millones de datos aportando mucha información relevante para lograr una seguridad más eficiente.

También el segundo aspecto es fácil de solucionar: hoy en día, los sistemas informáticos que soportan todo el equipamiento de seguridad facilitan la orquestación de los procedimientos de seguridad y ya no son un simple libro en una balda o un PDF en la pantalla, sino que ayudan a los responsables a asignar tareas, coordinar equipos y plantear las decisiones con la mayor información de calidad disponible en el momento.

Gestionar adecuadamente a los equipos de seguridad

Posiblemente, es el tercer aspecto el más complicado de adaptar a los nuevos tiempos porque estamos tratando con la materia más crítica: las personas.

El reto que tenemos en este proceso es gestionar adecuadamente a los equipos de seguridad en este entorno digital donde muchas de las funciones que antiguamente se hacían de forma repetitiva desaparecen, ofreciendo la oportunidad de que a las personas se les empodere en puestos más cualificados. Pero esto implica una segunda derivada de cómo formar y motivar a estos profesionales para que se adapten a sus nuevos roles.

El capital humano de la seguridad constituye la piedra angular en el proceso de digitalización. Se trata de un colectivo diverso en el que conviven hasta cuatro generaciones diferentes, con apreciaciones distintas sobre los retos tecnológicos. Desde quienes provienen del baby boom de finales de los años 50 del siglo pasado, con sesgo más analógico y pueden entender la digitalización como una barrera infranqueable y ello les suponga una amenaza en el ámbito laboral, a las personas pertenecientes a la denominada “generación Z”, las cuales son nativas digitales y no comprenden poder vivir ni trabajar sin internet.

Capacitación de los profesionales

¿Y qué pueden hacer las empresas de seguridad ante la revolución digital? Desde la Asociación Vasca de Profesionales de Seguridad- Segurtasun Adituen Euskal Elkartea (SAE), consideramos que la clave es la capacitación de los profesionales en herramientas de tecnología avanzada para asegurar la competitividad de las organizaciones, estableciendo planes de formación específicos para cada perfil de la seguridad, todo ello orientado a una transición ordenada e inclusiva hacia la digitalización.

En consecuencia, el sector de seguridad precisará de asesoramiento y apoyo especializado que pueda identificar las carencias y debilidades, obteniendo un diagnóstico certero que aporte soluciones adecuadas en cada área para poder afrontar la transformación digital con éxito.

Nos encontramos ante un reto importante y con cierto nivel de complejidad, pero sin duda alguna, estos son los movimientos que nos hacen avanzar como colectivo y en ello, desde SAE, estamos dispuestos a apoyar a todos los profesionales del entorno.

Autores

artículos relacionados