Fundación ESYS reflexiona sobre la continuidad de negocio en el sector de la Seguridad

La Fundación ESYS organizó el pasado 28 de mayo un seminario virtual para reflexionar sobre el papel de la Seguridad (Security) en la Continuidad de Negocio y las lecciones que, en este sentido, nos ha dejado la pandemia.

seguridad continuidad de negocio

El objetivo del acto fue abrir debate sobre los retos que la actual situación de crisis sanitaria implica para las empresas y que afecta a todos los aspectos de la actividad empresarial y de manera especial a la seguridad.

El debate, en el que participaron profesionales y expertos del ámbito empresarial y académico, se centró en cómo garantizar la continuidad del negocio en un supuesto de paralización de la actividad económica y reflexionar sobre el papel que juega la Seguridad (Security) en la vuelta a la normalidad tras un incidente o situación catastrófica.

En este contexto, se presentó la Continuidad de Negocio en su dimensión estratégica de empresa y muy especialmente en los servicios esenciales, el espacio teórico que debe cubrir en ella la Security y la Cibersecurity, las experiencias existentes y las lecciones aprendidas.

El seminario contó con la participación de ponentes y expertos reconocidos como Jordi Sevilla, Ex Ministro de Administraciones Públicas, Ex Presidente de Red Eléctrica de España y miembro del Consejo asesor de la Fundación ESYS; Elena Otero-Novas, Directora de Legal, Regulación y Seguridad Corporativa de Vodafone España; Manuel Carpio, ex CISO de Telefónica, y miembro del Consejo Asesor de ESYS y Jose Luis Bolaños, Ex director de Seguridad de Naturgy y colaborador de la Fundación.

Entre las principales ideas que se expusieron en el seminario cabe destacar la preocupación porque esta crisis nos pueda llevar a una mayor polarización y desconfianza en la política y a una posible confrontación de lo público y lo privado.

Asimismo, se puso de manifiesto la importancia de las políticas públicas y la inversión para hacer frente a las consecuencias de la crisis y la necesidad de adoptar medidas fiscales y priorizar el uso de los recursos.

Otro de los planteamientos principales fue la necesidad de que exista un marco regulatorio para los planes de continuidad de negocio y gestión de crisis y una estrategia europea de resiliencia. Los planes de gestión de crisis y la resiliencia de las empresas son un factor que va a ser tenido en cuenta por las agencias de calificación en el nuevo entorno.

En el debate posterior se plantearon diferentes cuestiones sobre las lecciones que deben aprender las empresas de esta crisis, principalmente que ha cambiado el concepto de resiliencia y las compañías que no cuenten con planes de continuidad de negocio pueden ver comprometida su viabilidad.