La videovigilancia revoluciona los servicios de las Centrales Receptoras de Alarmas

Por Antonio Cambronero Ibáñez. Director de Seguridad.

Las cámaras de seguridad se han ido instalando con el fin de que fueran grabando y almacenando las imágenes en los videograbadores y dependiendo de su capacidad cada determinado tiempo se procedía a su borrado para dejar espacio para nuevas grabaciones siempre que no hubieran sido testigos de algún hecho o prueba relevante, pero hoy día la tecnología nos ofrece nuevas oportunidades y utilidades gracias a la videovigilancia a distancia.

la videovigilancia revoluciona

Las centrales receptoras de alarmas han basado su funcionamiento en la gestión de alarmas procedentes de elementos de intrusión cuya verificación se realizaba mediante los elementos instalados en las propiedades de los clientes: detectores volumétricos, contactos magnéticos que dependiendo de la tecnología utilizada daban la señal de alarma y enviaban el aviso vía telefónica, fija o móvil.

Actualmente, gracias a los nuevos sistemas de grabación existentes en el mercado y el avance de las nuevas tecnologías como internet, las centrales receptoras de alarmas han ampliado su portfolio de servicios que pueden ofrecer a sus clientes no solo con la verificación a través de imágenes sino con videovigilancia a distancia.

Qué nuevos servicios prestan las Centrales Receptoras de Alarmas.

Los grandes beneficiados de los nuevos servicios que prestan las centrales son, por una parte, aquellas empresas que no pueden permitirse el coste de disponer de personal de seguridad presencial en las instalaciones y las personas mayores y dependientes gracias a los servicios de tipo asistencial y sanitarios. A ellos se les une el propio personal de seguridad que ha estado realizando servicios de vigilancia en zonas en despoblado y sin medios, habiendo sido víctimas de fatales agresiones.

Servicios de intrusión

Comenzando por los servicios de intrusión, gracias a las imágenes de las cámaras del cliente se pueden verificar más eficazmente las alarmas de intrusión recibidas comprobando lo que realmente está sucediendo y de este modo adoptar las medidas necesarias según lo observado, esto que hace no muchos años era impensable hoy día las centrales de alarmas puede hacerlo de sus centros garantizando una mejor comprobación de las alarmas que se produzcen y mejorando el servicio que prestan al cliente.

Por otro lado, otro de los servicios cada vez más demandados es la videovigilancia a distancia: rondas virtuales que realizan vigilantes de seguridad desde las centrales de alarmas dependiendo del servicio contratado, para ello se instalan cámaras de seguridad en las instalaciones del cliente estratégicamente ubicadas para que desde los centros del control el personal de seguridad pueda controlar eficaz y detalladamente las instalaciones.

Con estos servicios cualquier empresa por pequeña que sea puede disponer de un servicio de vigilancia profesional sin le que suponga un gran desembolso, además de que los propios clientes también pueden acceder a las imágenes de su negocio a través de las aplicaciones disponibles para estos.

Las instalaciones en descampado, como hemos comentado, son también grandes beneficiados de este tipo de servicios, como los denominados huertos solares que se han protegido con personal de seguridad presencial, sin arma y solo una persona cuando las instalaciones no eran demasiado extensas. Esto que más que garantizar una seguridad eficaz a supuesto agresiones a personal de seguridad por bandas organizadas que dada la ubicación de este tipo de instalaciones han actuado despreocupadamente.

Hoy día desde las centrales de alarma pueden garantizar una mejor cobertura de la seguridad de estas instalaciones en despoblado, dando aviso en caso necesario a las fuerzas y cuerpos de seguridad que son quienes disponen de la organización y los medios oportunos para abortar las intrusiones o en su caso realizar las investigaciones necesarias para la captura de los responsables, garantizando la seguridad y las condiciones del personal de seguridad.

Por otro lado, cada vez más personas viven solas, muchas mayores, dependientes, o lo hacen en casa de hijos que no pueden estar las 24 horas al cargo de ellos, por ello uno de los servicios que se están ofreciendo cada vez mas por las centrales receptoras de alarmas son los que se pueden denominar de tipo asistencial o sanitario, con múltiples posibilidades para los clientes.

Servicios de asistencia

Así las personas mayores pueden disponer de un servicio de asistencia, que previa autorización, el centro de control pueden comprobar la situación de personas a lo largo del día, no solo actuar bajo alarma, ya que pueden darse casos en lo que no sea posible solicitar auxilio y encontrarse en desamparo en el domicilio.

Este tipo de servicios se pueden adaptar a las necesidades del cliente, para las 24 horas del día, o solo determinados horarios en los que estas personas se encuentren sin acompañamiento.

Por tanto, las opciones son múltiples y las centrales receptoras de alarmas con su buen hacer y profesionalidad demostrada, deben ir adaptando y aportando valor al catálogo de servicios que prestan a sus clientes.

Imágenes: Shutterstock / Andrei Popov