«El ciudadano del siglo XXI debe ser un bombero más», Carlos Novillo, presidente de APTB

Cuando Carlos Novillo asumió la presidencia de la Asociacion Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), tuvo claro que uno de sus principales objetivos sería acercar la figura del bombero a los ciudadanos. Hoy, año y medio después, este profesional, actual Oficial Jefe del Servicio de Bomberos y Protección Civil de Alcorcón (Madrid), que mantiene aun mayor ilusión y espíritu de trabajo al frente de la entidad, se sienta ante «Un Café con…» con un claro mensaje: la cultura de prevención debe formar parte de la sociedad.

Carlos Novillo
Carlos Novillo

Fue llegar, y manos a la obra. Tres son los pilares –modernización, formación e información– sobre los que trabaja en y por la APTB, «una entidad con un recorrido de 25 años –explica–, referente en la Protección contra Incendios en España y un modelo en el mundo de las emergencias». El punto de partida, abrir la asociación a la sociedad, «que sea el vehículo de transmisión y divulgación –apunta– que acerque a los ciudadanos todos los conocimientos sobre medidas de prevención, protección contra incendios y emergencias, que les permita actuar ante situaciones de riesgo hasta nuestra llegada». Aprendizaje que, insiste, tiene que comenzar en la etapa infantil. «Debemos implantar la cultura de prevención en los colegios, y en eso estamos trabajando; que se incluya en el currículo escolar materias sobre autoprotección, emergencias…». Directo, y sin rodeos, «el ciudadano del siglo XXI debe ser un bombero más». Carlos Novillo, ingeniero agrónomo que ingresó en el Cuerpo en 2002 –previamente había trabajado como bombero forestal en la Comunidad de Madrid–, apuesta, y con fuerte voluntad, por adaptar los Servicios de Bomberos a la realidad actual. Por eso la APTB debe convertirse en un punto de encuentro y puente de difusión de avances e iniciativas para todo –«todo», recalca– el colectivo de bomberos. Y en ello entran en juego las redes sociales y nuevas tecnologías que ofrecen «grandes posibilidades para la gestión de las emergencias y la prevención», matiza. Con una positiva y alentadora visión de futuro para «su profesión», compartimos una conversación que hace reflexionar sobre una ya lejana imagen del bombero que extingue el fuego de una manera cada vez más profesional, con una mayor eficacia y eficiencia. Hoy en día sus funciones van y deben ir mucho más allá. «Ha llegado el momento de que nuestros profesionales salgan de los parques –señala– y no estén solo como bomberos agentes reactivos en el momento que suena la sirena. Deben ser bomberos inspectores de las condiciones de seguridad de su ciudad, bomberos formadores de toda la sociedad…, generando en sus localidades una cultura de protección civil». Lector de novelas de aventuras y relatos de grandes escaladores, Carlos Novillo, al que la falta de tiempo le impide «estar en la roca todo lo que quisiera», afronta esta nueva etapa ante la APTB con un compromiso personal cargado de planteamientos y retos de futuro. ¡Ilusión y ganas de trabajar no le faltan!