Hanwha Techwin presenta cámaras antideflagrantes para funcionamiento en atmósferas volátiles

Hanwha Techwin, proveedor global de soluciones de seguridad, ha lanzado al mercado tres modelos de cámaras antideflagrantes que cumplen con la normativa NDAA (TNU-6322E, TNU-6322ER, TNO-6322ER) diseñadas para funcionar de manera segura incluso en ubicaciones industriales con atmósferas altamente volátiles.

cámaras antideflagrantes

Estas cámaras, intrínsecamente seguras, van instaladas en carcasas de acero inoxidable con certificación IECEx y ATEX, que tienen la capacidad de evitar que cualquier chispa generada por la cámara escape del dispositivo y pueda generar la combustión de gases u otras fuentes de ignición cercanas.

Los modelos TNU-6322E/ y TNU-6322ER cuentan con desplazamiento horizontal de 360˚ continuo y vertical de 180˚ y disponen de potentes lentes con zoom óptico de 32 x (4,44 ~ 142,6 mm). Estas cámaras llegarán a todos los rincones de un gran emplazamiento industrial.

La resolución de alta calidad con sensor de 2 megapíxeles garantiza la captura de imágenes nítidas y claras, y la tecnología de amplio rango dinámico (WDR) de Hanwha mejora la precisión de las imágenes en escenas que contienen una combinación compleja de zonas oscuras y brillantes al compensar las diferencias de brillo.

Para instalaciones de exterior, una función de desempañado integrada garantiza que se puedan lograr imágenes claras en todas las condiciones climáticas, mientras que el iluminador de infrarrojos de largo alcance integrado en los modelos TNO-6322ER y TNU-6322ER permiten la vigilancia nocturna a una distancia de hasta 200 m. También incorpora un sensor giroscópico, que reduce drásticamente el desenfoque de movimiento causado por la vibración y garantiza imágenes estables incluso en los entornos más difíciles.

La tecnología de compresión WiseStreamII integrada reduce de manera efectiva el tamaño de los datos, manteniendo una calidad de imagen óptima, lo que minimiza los requisitos de ancho de banda.  Además, las cámaras son resistentes al agua y al polvo con clasificación IP67 y son antivandálicas con clasificación IK10.

«Este nuevo lanzamiento completa nuestra gama de cámaras antideflagrantes», señala Uri Guterman, director de producto y marketing de Hanwha Techwin Europe. «Además, garantiza una vigilancia fiable de todos los entornos peligrosos que podrían ser susceptibles de explosiones provocadas por descargas eléctricas».