Las posibilidades y ventajas de la digitalización de las instalaciones de protección contra incendios

La Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (TECNIFUEGO) ha celebrado la Mesa redonda de detección y alarmas de incendio, que en esta ocasión ha abordado las oportunidades y beneficios de la digitalización de las instalaciones de protección contra incendios (PCI), desde el punto de vista de los usuarios, las aseguradoras, los instaladores y los fabricantes del sector.

Ventajas de la digitalización de la PCIDurante la presentación del acto, Antonio Tortosa, vicepresidente de TECNIFUEGO, dio la bienvenida a los ponentes y asistentes recordando el compromiso y los objetivos de la Asociación con las nuevas tecnologías para promover la eficiencia de las instalaciones y la mejora de la protección contra incendios. A continuación, Carlos Chicharro, director del Área de Activa de TECNIFUEGO, comentó los objetivos que se persiguen con el impulso de la digitalización y la gestión remota en el proceso. Estos son: definir y ordenar actividades y servicios, y asegurar que estos sean eficaces, que aporten valor a la sociedad y que supongan ahorro económico a empresas y administraciones.

Por su parte, Lluís Marín, coordinador del Comité de Fabricantes de Detección informó sobre la publicación por parte de TECNIFUEGO de dos documentos técnicos que definen, desarrollan y ordenan las actividades y servicios de gestión remota. Asimismo, afirmó que se debe distinguir «la gestión de información y señales para servicios asociados al mantenimiento de la gestión de alarmas para la emergencia».

Tras la presentación, el moderador de la Mesa de detección y alarma, Jon Michelena, director de Cepreven, formuló sendas preguntas a los presentes. El primero en intervenir fue Mariano de Leonardo, del Comité Ingeniería, Instalación y Mantenimiento de TECNIGUEGO, quien aseguró que la digitalización y la gestión remota en el mantenimiento de las instalaciones de PCI mejora el servicio, ayuda al mantenimiento preventivo, ahorra tiempos en la gestión, garantiza la eficiencia y asegura la eficacia y la fiabilidad.

El siguiente en tomar la palabra fue Alfonso Segura, jefe del Servicio Extinción y Rescate del Cuerpo de Bomberos de la CAM, quien trató el papel de las centrales receptoras de incendio (CRI) en la rápida intervención de los bomberos en un incendio. Segura resaltó la importancia de la digitalización contra incendios para reducir tiempos de respuesta y ser más eficaces en la resolución de la emergencia. «La CRI debe garantizar la transmisión de datos veraces a Bomberos, para reducir los tiempos de respuesta», afirmó.

Por su parte, Beatriz Martínez, Head of Risk Engineering de Allianz España, respondió a la pregunta del moderador sobre la implementación de las tecnologías de comunicación. La experta en evaluación de siniestros en empresas confirmó que la digitalización de los sistemas de PCI puede ayudar en la mejora de la gestión de alarmas, adelantarse en la actuación ante un incendio, mejorar el control sobre el mantenimiento de los equipos y, por tanto, reducir la siniestralidad por incendios.

A continuación, Antonio Tortosa se refirió a las ventajas de las CRI para los usuarios. Resaltó que, en definitiva, las CRI se basan en la gestión de señales de alarma de incendio cuya finalidad es la comunicación en caso de emergencia y, por tanto, mejoran los tiempos de transmisión e intervención, verifican la alarma, y aportan veracidad y fiabilidad. Vanesa Sala, responsable de PCI en Emergencias y Seguridad de Caixabank, explicó a su vez que entre las prioridades que busca su entidad a la hora de incorporar soluciones de digitalización en el ámbito de PCI están que la información que llega de la CRI sea más fluida y ayude a mejorar el rendimiento y la eficacia de los equipos de PCI.

Conclusiones

Carlos Chicharro y Lluis Marin fueron los encargados de resumir las conclusiones generales del encuentro, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • La supervisión continua de los sistemas de detección garantizará su fiabilidad y adecuado mantenimiento presencial.
  • La supervisión también mejorará la calidad de las instalaciones de PCI, ya que se detectarán defectos o fallos de inmediato.
  • Los establecimientos fuera del horario de ocupación o con personal no formado estarán siempre controlados y podrán ser atendidos.
  • Se podrán transmitir y gestionar alarmas con más información, facilitando y mejorando la intervención y emergencia.
  • Analizar la información de forma continuada permite desarrollar acciones predictivas, reducir asistencias o determinar problemas de obsolescencia.

«Y lo más importante todas estas ventajas suponen un ahorro económico para empresas y administración, al aprovechar al máximo la efectividad de los sistemas y facilitar las acciones de intervención», finalizó Carlos Chicharro.

Imágenes: Tecnifuego