2ª Edición del Día del Fuego Virtual: innovación y anticipación

El Día del Fuego, jornada del sector contra incendios celebrada el pasado 22 de junio, reunió en su segunda edición virtual los diferentes puntos de vista sobre la actualidad, aportando soluciones creativas y anticipándose a los nuevos retos a los que se enfrentan los profesionales y la sociedad, con un objetivo común y permanente: garantizar la calidad y, por tanto, la seguridad contra incendios en todos los ámbitos de la vida.

Dia del fuego virtual

El 2º Día del Fuego Virtual ha recogido los principales temas de actualidad para su estudio y debate; generando ideas, tecnologías y tendencias de futuro. En este sentido, las empresas y profesionales que forman parte de TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, presentaron documentos, informes y trabajos que servirán de guía profesional, así como posturas y recomendaciones en defensa de la calidad y la eficacia de los sistemas, poniendo el foco en la oportunidad que ofrecen las nuevas circunstancias y planes urbanos para renovar y poner a punto la seguridad en todo tipo de edificaciones.

Durante la inauguración del evento, Adrián Gómez, presidente de TECNIFUEGO, hizo una breve cartografía del panorama actual, identificando retos, tendencias y estrategias de un futuro que pasa por la digitalización de las empresas, la adopción de medidas preventivas ante el cambio climático y la recuperación económica. “Por estas sendas debe encaminarse un sector esencial que vela por la vida, los bienes y el medio ambiente”, apuntó Gómez.

El primer tema abordado fue La forma de entender las catástrofes naturales, presentado por Rafael Sarasola, coordinador del Comité de Ingeniería, Instalación y Mantenimiento de Sistemas de Protección Pasiva de TECNIFUEGO. Sarasola puso de relieve la vulnerabilidad de las edificaciones e infraestructuras ante catástrofes naturales como la pasada borrasca Filomena. Precisamente para intentar anticipar nuevos riesgos climatológicos, defendió la creación de una nueva titulación de ingeniero de catástrofes, que pueda prevenir y ofrecer soluciones a estos riesgos: “los riesgos de las catástrofes naturales no están bien definidos en las normas actuales y las soluciones estándar no son suficientes, pues entran en escena situaciones muy diversas y extremas“.

El siguiente ponente profundizó en el Incremento del riesgo de incendios forestales tras Filomena. Ramon Maria Bosch, coordinador del Comité de Fabricantes de Equipos para Incendios Forestales de TECNIFUEGO, alertó de que el cambio climático tiene un impacto imprevisible en los incendios forestales. Añadió, además, que debe observarse la interfaz urbano forestal (IUF) bajo tres prismas: macroescala (grandes estrategias de gestión forestal), mesoescala (franjas de combustible reducidas, disposición de agua) y microescala (autoprotección y refugios). “Debe existir una normativa, planes de emergencia, incentivos a la actividad rural… no podemos vivir de espaldas al monte como si fuera un decorado”, sentenció Bosch.

Día del Fuego Carlos Chicharro y Lluis Marín
Carlos Chicharro y Lluis Marín durante su ponencia sobre La gestión remota de alarmas de incendio

A continuación, se trató un aspecto en el que TECNIFUEGO lleva meses trabajando: La gestión remota de señales y alarmas de incendio. Carlos Chicharro, director del Área de Activa, y Lluis Marín, coordinador del Comité de Fabricantes de Equipos de Detección de TECNIFUEGO, presentaron dos nuevos documentos a disposición de los profesionales del sector, uno sobre Servicios asociados a central receptora de alarmas de incendios (CRI) para la emergencia y otro sobre Servicios asociados a la gestión de señales de mantenimiento.

Gracias las nuevas tecnologías, se han ampliado las posibilidades de los Sistemas de Detección y Alarma de Incendios a través de las conexiones remotas. Carlos Chicharro presentó las ventajas de la gestión remota de señales y alarmas frente a la gestión local tradicional (supervisión continua, análisis detallado, posibilidad de predicción y verificación). “Los sistemas de PCI han de incorporar las últimas tecnologías para gestionar de forma más rápida y eficiente las averías y alarmas, aumentando la seguridad, reduciendo los costes de mantenimiento, ofreciendo una calidad superior en el servicio y mejorando en definitiva todo el proceso”, explicó.

Dia del Fuego Albert Grau y Alfonso Díez
Albert Grau y Alfonso Díez durante su ponencia sobre El mantenimiento y la rehabilitación en la protección pasiva

El siguiente tema de la jornada fue El mantenimiento y la rehabilitación en la protección pasiva: reflexión sobre fondos europeos, a cargo de Albert Grau, director del Área de Pasiva, y Alfonso Díez, coordinador del Comité de Fabricantes de Protección Pasiva de TECNIFUEGO. Grau extrajo algunas reflexiones sobre el potencial de los planes de rehabilitación para la mejora del parque edificatorio: “en estos planes no se puede olvidar el factor incendio, debemos utilizarlos para mejorar también las características edificatorias frente al fuego”.

Tomando como ejemplo el Plan España Puede, añadió la siguiente propuesta: “podríamos auditar parte de nuestro parque edificatorio (p.e. edificios en altura) a través de la ITE o de la Certificación Energética de Edificios”. “Habilitemos nuevos técnicos con mayores capacidades, subsanemos los errores que todavía están en la legislación, exijamos en protección pasiva el mismo nivel de no empeoramiento que exige la eficiencia energética en un edificio y aprovechemos para reforzar la seguridad sustituyendo los productos combustibles que puedan propagar el incendio. Rehabilitar sí, pero de la forma más segura posible”, sentenció.

Por su parte, Alfonso Díez se refirió a los nuevos requerimientos del CTE, DBSI RD 732/2019, más exigentes. “El placado exterior de los edificios que han ardido en los últimos tiempos como la Torre Ámbar o el Hotel Nuevo Madrid no cumplirían ni el CTE actual. Por ello, para edificios superiores de 18 metros, creemos que hay que cambiar las características contra el fuego. Las clasificaciones deben ser más exigentes”, explicó Díez.

Dia del Fuego Luis Rodríguez y Carlos Pérez
Luis Rodríguez y Carlos Pérez durante su ponencia sobre Los rociadores ESFR

La última ponencia de la jornada trató sobe Los rociadores ESFR y su contribución a la seguridad contra incendios y al desarrollo económico. Fue impartida por Carlos Pérez, coordinador del Comité de Fabricantes de Equipos de Extinción, y Luis Rodríguez, coordinador del Comité de Ingeniería, Instalación y Mantenimiento de Sistemas de Protección Activa de TECNIFUEGO. Rodríguez recordó los beneficios del rociador ESFR, desarrollado a finales de los 80. “Se trata de una tecnología de respuesta rápida para permitir descargar el agua en menos tiempo. Fueron diseñados para ‘suprimir’ el fuego, no solo para ‘controlar’ el incendio. Los sistemas de rociadores ESFR ofrecen una respuesta extremadamente rápida a un incendio, estando diseñados para operar a presiones más altas que los rociadores estándar, con gotas más grandes que fluyen a mayor velocidad e impulso para penetrar la columna de fuego y llegar al foco del incendio”, comentó Rodríguez.

Por su parte, Carlos Pérez informó sobre los requerimientos de la normativa actual y sobre los antecedentes legales y normativos de los rociadores ESFR en España y Europa. Los rociadores ESFR no disponen de norma armonizada, por lo que no pueden llevar Marcado CE. Por ello, “las asociaciones del sector (TECNIFUEGO, APICI y Cepreven) hemos solicitado al Ministerio de Industria que autorice la instalación de los rociadores ESFR, estableciendo como procedimiento válido la Declaración de Reconocimiento Mutuo (DRM) contemplada en el Reglamento (UE) 2019/515, junto con las acreditaciones correspondientes”, informó el ponente.

 

 

Imágenes: Yaoqui / Unsplash