La tecnología, en el centro del enfrentamiento geoestratégico

La revolución tecnológica está cada vez más reñida a los diferentes conflictos entre las soberanías de los estados nacionales. Estados Unidos cuenta con una posición de liderazgo en muchas áreas tecnológicas que se ve cada vez más amenazada por China con el ascenso de los gigantes tecnológicos del país oriental. Y entre medias se encuentra Europa que ve su posición económica y tecnológica cuestionada por estas potencias mundiales que intensifican la presión. ¿Cómo detener la pérdida progresiva de influencia de Occidente frente al resto del mundo?

Esta pregunta fue la que trataron de responder los diferentes líderes mundiales durante la celebración de la Conferencia de Seguridad de Munich. La conclusión es clara: la tensión entre Estados Unidos y Europa es cada vez más latente. Esta conferencia, que congrega a los líderes mundiales, es uno de las reuniones claves para debatir sobre los principales desafíos a los que la sociedad en materia de seguridad.

En este contexto, el Informe de Seguridad 2020 de Munich (basado en todo lo tratado durante la Conferencia) trata de ofrecer una visión general de los principales desafíos de la política de seguridad, así como proporcionar una serie de datos y análisis a través de una serie de focos geográficos y estratégicos.

Bajo el título ‘Westlessness’ que hace referencia, precisamente, a esa “desoccidentalización”, es decir,  pérdida de influencia y liderazgo por parte de Occidente. Wolfgang Ischinger, embajador alemán y presidente de la Conferencia, afirma en el prólogo de este informe que “Occidente, tal y como lo conocemos, está siendo cuestionado tanto dentro como fuera de sus fronteras. Todo ello en un contexto de auge relativo del mundo no occidental, con desafíos y crisis globales que requieren una respuesta pactada”.

Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión de la Unión Europea, destacó que entre “los peligros del mundo digital” están los esfuerzos por influir en elecciones y el robo de datos de personas o empresas hasta la alteración de la sociedad. El videpresidente europea prevé que 500 mil millones de dispositivos en el mundo lleguen a estar interconectados; por ello, ve fundamental la protección mediante nuevos mecanismos ante los posibles ataques.

La jefa de seguridad de GoogleKristie Canegallo, comentó que desde la compañía estadounidense han detectado innumerables casos de phishing auspiciados por Estados, alteración de mapas para generar confusión sobre centros electorales hasta noticias falsas sobre el fallecimiento de candidatos.

El informe de la Conferencia de Seguridad de Munich se centra en 4 cuestiones más relevantes: la seguridad espacial, la seguridad climática, la irrupción de la extrema derecha y, por último, la tecnología y la innovación. Tomando como base estas cuestiones se establecen una serie de planes estratégicos en materia de seguridad.

El “Galileo Digital”, un plan futuro para Europa

El principal desafío para Europa consiste, principalmente, en sus desventajas estructurales frente a China y los Estados Unidos. Los mercados fragmentados, incluidos los mercados de capital, y su gobernanza -por ejemplo, en lo que respecta a la fiscalidad- obstaculizan la rápida expansión y dificultan la aparición de “superpotencias”.

Un análisis realizado en 2018 concluyó que de las 100 principales compañías mundiales la gran parte eran estadounidenses y chinas respecto a Europa; en cambio, la proporción de empresas europeas se ha visto disminuida en 50% en los últimos dos decenios y no ha aparecido ninguna nueva en la lista en los últimos años.

conferencia munich

Europa necesita su propio enfoque para innovar a gran escala. Este enfoque debe centrarse en las fortalezas únicas del continente europeo que logre superar cada uno de sus desafíos únicos.. La innovación “mission-led”, a la que hace referencia el informe, consiste en que los diversos interesados de Europa se reúnan en torno a un objetivo conjunto, concreto y ambicioso de colaborar a escala, podría ser una solución potencial.

El sector de la seguridad, la defensa y el espacio en Europa ofrece actualmente una serie de oportunidades reales y específicas para crear esas misiones. Por ejemplo, la construcción de un “Galileo digital” – Galileo es el sistema mundial de navegación por satélite de la UE – para garantizar la soberanía e independencia de Europa de extremo a extremo en el ámbito digital que podría desencadenar una fuerza unificadora similar.

Como conclusión, el Informe Mundial de Munich 2020, plantea la previsión de que que si Europa aprovechara esta oportunidad, lograría demostrar que la cooperación europea puede producir ganancias tangibles en un panorama de constantes cambios tecnológicos.

Informe Mundial de Seguridad de Munich 

Imágenes: MSC- Müller