Los retos futuros de la seguridad privada en Europa

La industria de la seguridad privada se enfrenta a una serie de tendencias que están alterando el entorno económico, social y tecnológico en el que opera. La digitalización, la evolución demográfica y la migración, así como un entorno de amenazas de seguridad cambiante, son algunos de los factores que propician estos cambios que deben ser afrontados por el sector.

seguridad privada

Estos factores resultan de una combinación de transformaciones incrementales y disruptivas en el entorno empresarial para los proveedores de seguridad privada tanto en términos de cambios en la demanda del mercado como en los modelos de negocio y operaciones, así lo afirma el último informe bajo el título “Anticipating, Preparing and Managing Employment Change in the Private Security Industry”  publicado por el Conferation of European Security Services (CoESS)

El estudio detalla que la industria de la seguridad privada se va a tener que enfrentar a una serie de retos tanto inmediatos por la velocidad de evolución del sector como de cara a los próximos años:

El primero de los desafíos es acelerar la integración de la protección tradicional en el sitio con la protección remota y móvil, respaldada por las nuevas tecnologías. Por otro lado, el sector de la seguridad privada deberá hacer frente al cambio demográfico y al envejecimiento de los trabajadores.

El tercer desafío es atraer y potenciar entre los jóvenes la importancia de la seguridad privada. Otro reto para la industria es ajustarse a los cambios en los tipos de trabajo debido a la automatización y digitalización que provocará la desaparición de algunos puestos para dar lugar a otros a los que se tiene que estar preparados.

Y, por último, la adaptación a una ampliación de las misiones emprendidas por la seguridad privada de las asociaciones público-privadas (APP) para garantizar una seguridad integral tanto a ciudadanos como a empresas.

Situación del sector de la seguridad privada

En términos generales, la industria de la seguridad privada en Europa ha mostrado un evidente crecimiento progresivo en paralelo con la situación económica europea. Las últimas dos décadas han estado marcadas por la crisis económica, las evoluciones tecnológicas, los cambios sociopolíticos y demográficos.

Actualmente, las exigencias tanto de los clientes como de nuestro entorno han hecho resurgir una nueva idea de la seguridad que pretende dar un paso más de la protección estática y transversal a incluir a la tecnología en el paradigma de las “soluciones de seguridad”.

Los recientes ataques terroristas en espacios públicos en Europa ha provocado un aumento de la demanda y la impresión de este sector en la concepción de la seguridad global. Una de las consecuencias de todo esto, es que la presencia de asociaciones públicas y privadas sean cada vez más necesarias. Además, cada vez más la seguridad privada trabaja junto a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado a pesar de la falta de un marco regulatorio para ello.

Síntesis de los motores de cambio

El estudio elaborado por el CoESS agrupa en diferentes categorías los motores de cambio que se prevé que ejerzan una influencia en la industria de la seguridad privada en Europa, y que son las siguientes:

  • Condiciones mundiales: por un lado, la globalización que ha facilitado el flujo de mercancías, servicios, mano de obra, capital, información y datos. Y por otro lado, el medioambiente por el que los gobiernos deberán afrontar un reto complejo a la hora de encontrar el equilibrio adecuado entre estrategias y prevención.
  • Demografía, migración y crecimiento urbano.
  • Nuevas tecnologías, causantes de una mejora al acceso a los datos y creando oportunidades para el surgimiento de nuevas industrias y tipos de puestos de trabajo.
  • Factores sociales: tasa de delincuencia, amenazas de seguridad y percepciones. El recrudecimiento del terrorismo y el temor de la ciudadanía a posibles atentados terroristas plantea problemas importantes acerca de la exposición potencial de los vigilantes y su función en las asociaciones públicas y privadas en la lucha contra el terrorismo.
  • Ampliación del ámbito de la seguridad privada. La gama de servicios que ofrecen las empresas de seguridad privada se está acrecentado, por ejemplo, los servicios de conserjería y recepción, seguridad en eventos especiales, análisis de riesgos..etc.

Repercusiones y consecuencias para la industria de la seguridad privada

La industria de la seguridad privada, en su papel de apoyo frecuente a las fuerzas del orden público, puede implicarse más en su intento de gestionar la inestabilidad y resultados de carácter diverso originados por la globalización.

La tecnología ya ha tenido una incidencia relevante en el sector de la seguridad privada: tanto la vigilancia electrónica como el empleo de drones ya ha cambiado la función y la naturaleza del trabajo de los vigilantes. El advenimiento de las nuevas tecnologías presenta tanto oportunidades como desafíos para el sector.

Uno de dichos retos consiste en el posible efecto negativo del nivel de empleo. Igualmente, la tecnología puede brindar una oportunidad, como es la asunción de las tareas más rutinarias del sector permitiendo a los vigilantes que se impliquen en tareas de mayor complejidad e interés.

Será relevante que los representantes del sector participen activamente en los debates con sus interlocutores del sector público para crear marcos jurídicos y normas asociadas a la profundización de las funciones asignadas al sector privado. Al mismo tiempo, el desarrollo ulterior de las alianzas públicas y privadas requerirá el diseño de modelos de coordinación y cooperación que impulsen la máxima eficacia y eficiencia de la provisión de seguridad.

Afrontar los retos de la tecnología

  • Llevar a cabo sesiones de tormenta de ideas periódicas a escala de la UE para evaluar
    los retos y oportunidades venideras que ofrece la tecnología, incluyendo los asuntos
    ligados a la ciberseguridad y forma en la que se pueden prever.
  • Intentar encontrar soluciones creativas a los retos que plantea la introducción de la
    tecnología.
  • Pasar revista a las descripciones de los puestos de trabajo y la estructura de los acuerdos colectivos y empresariales, para incorporar a los trabajadores especializados
    en tecnologías.
  •  Estudios comparativos con otras industrias.
Aquí el estudio completo

Imágenes: ShutterStock / Andrew Angelov, ShutterStock /Alexander Supertramp