Seguridad en plataformas logísticas y de transporte

La aplicación de soluciones de seguridad en plataformas de logística tiene un alcance que va más allá de lo meramente relacionado con los problemas típicos de seguridad, como robos, accesos no deseados, o actos delictivos de cualquier índole que se puedan producir en este entorno. Algunas soluciones que se aplican para la seguridad en plataformas logísticas, como el CCTV, los sistemas de lectura de matrículas y el control de accesos, se pueden usar como una herramienta más en la operación de la plataforma, llegando incluso a integrarse con los sistemas de seguimiento de mercancías habitualmente usados, ya sea mediante lectores de código de barras o RFID.

Roberto Montejano Guadamillas. Jefe de Producto en Soluciones de vídeo y KAM. Grupo Álava

Logistica puertosPor ello, podemos afirmar que los sistemas de CCTV aplicados tienen un retorno inmediato en la inversión, superando los retos de seguridad, a la par que se dota de una potente herramienta de operaciones en la trazabilidad de la mercancía y gestión de autorizaciones de paso de vehículos y personas.

Una Plataforma Unificada de Seguridad puede resolver desde un mismo entorno software la gestión del sistema de CCTV, de lectura de matrículas y de control de accesos, proporcionando acceso la plataforma a los distintos usuarios, tanto de seguridad como de operaciones, satisfaciendo necesidades totalmente diferentes.

Los usuarios enfocados en seguridad tienen como responsabilidad la detección y prevención de actividades ilícitas, la respuesta ante incidentes con el fin de garantizar la protección de la persona y los bienes, así como el control de personas y vehículos circulantes en la plataforma, sean externos o internos.

Los sistemas de vídeo IP nos permiten trabajar con cámaras de hasta 30Mpx de resolución, lo que se justifica ante la necesidad de controlar entornos con distintos requerimientos.

Dentro de una plataforma logística nos encontramos, por ejemplo, escenarios en los cuales se manipulan mercancías de alto valor donde es imprescindible «identificar» a los operarios y  las mercancías. Para ello, necesitaremos 150 píxeles/metro en la parte de la escena donde deseemos esa identificación. Conociendo el tamaño de la escena, mediante los pertinentes cálculos, definiremos qué resolución de cámara y con qué óptica satisfacemos ese requisito, a la vez que optimizamos el número de cámaras a utilizar. En otros, es suficiente tener una visión general que nos permita conocer «qué» está pasando, donde utilizaremos menores resoluciones. Por tanto, no debemos cometer el error de utilizar, con el fin de homogeneizar nuestro parque de cámaras, la misma resolución en escenarios cuyas problemáticas son totalmente distintas.

Debido a los problemas específicos que se dan en las zonas de recepción y de salida de mercancías, donde nos encontramos con la necesidad de verificar, ante incidencias, qué llega a nuestro almacén y qué sale del mismo; tras la verificación basada en los sistemas de trazabilidad, puede ser necesario tener que recurrir a una verificación basada en vídeo para obtener la prueba forense a presentar al cliente logístico, resolviendo el incidente, o bien, obteniendo información para tomar las medidas oportunas. En estos entornos se puede justificar el uso de cámaras con amplios campos de visión, incluso cámaras panorámicas con 40Mpx de resolución, que sean capaces de ofrecer información precisa sobre «qué y quién».

Con un sistema de reconocimiento de matrículas y control de accesos, podemos tener un control absoluto de vehículos, tanto con mercancías, como con personas. Mediante la oportuna acreditación, o incluso, integrando las autorizaciones que se cursan desde el área de operaciones, éstas son asumidas automáticamente, vía integración, por la Plataforma Unificada de Seguridad. Con esta integración se nos presenta una amplia variedad de usos, desde dirigir el  vehículo al muelle asignado previamente, hasta permitir el paso al parking en horario desatendido, en lo que al vehículo se refiere, y dar acceso peatonal, únicamente, al área de conductores.

Logística2Rastreo de mercancías

A pesar de los avanzados sistemas de seguimiento de una mercancía que permiten una trazabilidad de la misma, habitualmente basados en lectores de código de barras o, incluso, RFID, nos encontramos en situaciones de extravío de las mismas.

El Grupo Álava ofrece una solución que permite vincular cada lectura de código de barras o del lector RFID, a una imagen de vídeo relacionada con el momento y la ubicación de esa lectura. Es decir, podemos vincular el número de tracking de un envío, a una secuencia de videos o imágenes, tomados en cada punto de lectura, desde los puntos de manipulado manual con lecturas mediante lectores «Wireless», pasando por las lecturas que se efectúan automáticamente en las cintas trasportadoras, hasta los puntos en los muelles de salida para la distribución e la mercancía.

Esto se consigue mediante una simple integración de las lecturas que se producen en el sistema de trazabilidad de mercancías en el sistema de vídeo IP.

Ahora bien, una vez que hemos sido capaces de hacer esta integración, tenemos que dotar de una herramienta de rastreo basada en vídeo a la mercancía extraviada que sea eficaz, de fácil uso y rápida. Desde la Plataforma Unificada de Seguridad haremos el rastreo de la mercancía, por ejemplo, mediante el número de tracking, presentándonos tantas pantallas como puntos de lectura, sincronizadas en tiempo, de forma que podremos establecer el punto exacto de la pérdida, y conocer el motivo que ha provocado esta incidencia.

El artículo íntegro está publicado en el número de julio-agosto (313) de la revista CUADERNOS DE SEGURIDAD

Fotos: Grupo Álava