Rockwell Automation y Cisco colaboran para ayudar a las empresas a abordar la transformación digital

La Empresa Conectada y el Internet of Everything son las bases para afrontar la nueva revolución industrial, también conocida como Industria 4.0, proporcionando un incremento de productividad y competitividad global a las compañías que lo apliquen.

Connected_Industrial_Enterprise

La digitalización está llegando al sector de fabricación, aunque muy lentamente. Menos del 14% de los fabricantes de maquinaria han interconectado sus máquinas o sistemas productivos a su red corporativa según Industry Week. Dicho de otro modo: más del 86% de los fabricantes no tienen ninguna interacción automática entre los sistemas de fabricación y los sistemas empresariales.

Para invertir esta tendencia, Rockwell Automation y Cisco ayudan a las empresas en su transformación digital para mejorar sus procesos productivos a través de la iniciativa Empresa Conectada.

“Connected Enterprise” o “Empresa Conectada” es el nombre que se ha dado a la nueva revolución industrial, basada en el intercambio de información entre todo tipo de dispositivos y sistemas, tanto de fábrica, como del resto de la cadena de suministro”, explica José Paredes, director general de Rockwell Automation Iberia.

Por su parte, Ignasi Errando, director de Internet of Everything en Cisco España, destaca que “la transformación digital del sector fabricación implica conectar las máquinas, los sensores y los sistemas de control a Internet, capturar y analizar los datos, garantizar la seguridad y obtener una completa visibilidad para tomar mejores decisiones en tiempo real no sólo a nivel de planta, sino a través de toda la cadena de valor”.

El incremento exponencial de las capacidades de los equipos de planta (desde la instrumentación hasta los sistemas de control), junto con la mejora del resto de tecnologías de fábrica y, en especial, los relevantes avances en sus capacidades de comunicación, hace posible una nueva forma de replantear los procesos productivos. El beneficio obtenido es una mayor agilidad de fabricación, con aumentos importantes de la productividad y sostenibilidad de los procesos.

Según Paredes, “la evolución tecnológica y las nuevas tendencias en sistemas de producción permiten cambios substanciales en las fábricas actuales. Con conceptos como “Internet de las cosas”, “Empresa Conectada” o “Industria 4.0”, se definen nuevos marcos de trabajo entre los sistemas de control y los sistemas de información, siendo clave la convergencia entre ambas plataformas, y de cuyo éxito dependen importantes ventajas competitivas para la industria”.

Desde Cisco, Errando coincide en que “una arquitectura de red convergente, con capacidad de computación, inteligencia, analítica y seguridad, es fundamental para que las empresas del sector puedan adaptarse a las cambiantes necesidades del negocio y tener éxito en la nueva economía digital”.

“Gracias a la colaboración con Rockwell Automation, proporcionamos soluciones contrastadas y la experiencia necesaria para lograr una conectividad ubicua, inteligente y altamente segura desde la planta de fabricación hasta la red empresarial, facilitando la convergencia de los entornos IT y OT y la orquestación de la cadena de suministro”, concluye Errando.