La tecnología de GMV, en los autobuses urbanos de TMB

Los 1.170 autobuses que conforman la flota de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) contarán con el nuevo sistema de información al usuario y videovigilancia de la multinacional tecnológica GMV. El concurso público, adjudicado a la compañía por un valor superior a los 10 millones de euros, incluye tres lotes diferenciados, y la oferta de GMV ha resultado la ganadora de todos ellos. De esta manera, TMB mejorará el servicio al pasajero y suma nuevas medidas para incrementar la seguridad y la accesibilidad.

Los autobuses de TMB contarás con la tecnología de GMV

 

El lote 1 incluye el suministro de la arquitectura de los sistemas embarcados a bordo del bus que da servicio a los lotes 2 y 3. GMV suministrará para la totalidad de los autobuses mencionados, una CPU embarcada multipropósito sobre la que correrán los sistemas de información al usuario y videovigilancia. Además, incluirá la arquitectura de red necesaria y un nuevo sistema gestor de energía que gobernará el encendido/apagado del equipamiento a bordo.

El lote 2 es el relativo al sistema de información al usuario. GMV suministrará para 1.119 buses, pantallas panorámicas en 29” y 21” con CPU integrada, que permitirán ofrecer al viajero información precisa y en tiempo real del servicio. Las personas invidentes también podrán conocer que su autobús está próximo a llegar, gracias a amplificadores, micrófonos de ambiente y mandos receptores que permiten activar esta información auditiva.

TMB podrá configurar sin limitación alguna la información audiovisual que se muestra al usuario en las pantallas panorámicas, enlazando desde la línea, destino, tiempos de espera previstos, etc. Además, el nuevo sistema también alimenta con información del servicio a los paneles ya existentes de información exteriores de los buses, y posibilita un canal de información auditivo para el pasajero, tanto con locuciones pregrabadas como con síntesis de voz para transmitir desde la central mensajes en tiempo real.

Más de 4.500 cámaras

 Por último, el lote 3 es el que da cabida al sistema de videovigilancia, que incluye para los 1.170 autobuses, 4.590 cámaras interiores, 147 cámaras exteriores y 42 cámaras para análisis del carril bus, con reconocimiento de matrículas. Funcionalmente, el sistema embarcado grabará las imágenes de todas sus cámaras, así como las alarmas y eventos que se produzcan durante el servicio. Además, tanto de forma manual por petición de un operador en centro de control, como de forma automática ante una situación de emergencia a bordo del autobús, se lanzará un streaming que permitirá visualizar las imágenes de las cámaras.

Hay que destacar también que se incorporan funcionalidades avanzadas de análisis inteligente de vídeo, que permitirán el contaje de pasajeros a bordo, detectar objetos perdidos, alertar de caídas de pasajeros, etc.

Con esta adjudicación, GMV consolida su presencia en la ciudad condal manteniéndose como proveedor destacado de uno de los operadores de transporte referente en tecnologías ITS (sistemas de transporte inteligente), en esta ocasión con soluciones punteras de información al usuario y de mejora de la seguridad a bordo. Estas soluciones, además de facilitar el tráfico, evitar accidentes, aumentar la seguridad y mantener informados a los usuarios de cómo se está desarrollando el servicio, hacen en definitiva que el transporte sea más eficiente.

TMB, historia de una larga y fructífera relación

La relación de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) con GMV como proveedor tecnológico comenzó en 2005, año en el que este operador adjudicó a GMV un contrato para equipar toda la flota de autobuses con un sistema embarcado de información al viajero. Posteriormente, en un segundo contrato GMV equipó la flota de TMB con su sistema de ayuda a la explotación (SAE).

A lo largo de estos 17 años la colaboración entre GMV y TMB ha sido continua y fructífera, con constantes renovaciones de ambos sistemas, así como la adjudicación de otros proyectos como balizas bluetooth para invidentes, sistemas de información en paradas, etc.

Fuera del ámbito del autobús, TMB ha confiado también en GMV para equipar el metro de Barcelona con un sistema de videovigilancia, así como para proporcionar el sistema de control de accesos del teleférico de Montjuic.