La tecnología de Mobotix al servicio de la ciencia

Hace unas semanas que la actividad del volcán de La Palma se redujo hasta prácticamente desaparecer. Con ella finalizan cerca de 1.500 horas de emisión en directo -y cerca de 400.000 visualizaciones- en las que, durante tres meses, las cámaras Mobotix S16/M16 instaladas en el controlador MiNiO (Meteo Nano Observatory) del proyecto Interreg EELabs, ha retransmitido la evolución del volcán de Cumbre Vieja desde el punto más alto de la Isla, el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma).

tecnología

Gracias a la información que facilitó esta cámara desde el inicio de la erupción, el pasado 19 de septiembre, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) pudieron estimar la altura de la columna de gases y, por tanto, su flujo aproximado.

Tecnología Mobotix

Esta es solo una de las más de 30 cámaras Mobotix instaladas en los Observatorios de Canarias, que observan la meteorología en las cumbres de Tenerife y La Palma y que también se utilizan en experimentos científicos. Es el caso de las cámaras instaladas en los controladores MiNiO del proyecto EELabs, que tienen como objetivo evaluar el impacto de la contaminación lumínica en los ecosistemas naturales de la Macaronesia.

«El hecho de que nuestras soluciones sean tan flexibles y modulables permiten que puedan adaptarse de tal forma que cada proyecto pueda ver cubiertas sus necesidades. Ese ha sido el caso de los MinNiO, un gran referente de éxito. Y que ahora sirva para ayudar a calibrar el impacto del volcán de La Palma ha sido toda una suerte», afirma Alfredo Gutiérrez, Country Manager de Iberia & Italia+ de Mobotix.

Los MiNiOs disponen de una cámara Mobotix all sky S16, con una visión de 180°, y una M16. Los fines de la tecnología de estas cámaras son la detección de nubes y la obtención de imágenes del entorno, respectivamente. Además, dentro de EELabs, los MiNiOs cuentan con una raspberry que da servicio de internet tanto a las cámaras como a los fotómetros del proyecto, que miden la oscuridad natural de la noche en lugares de difícil acceso.

Actualmente hay instalados seis MiNiOs del proyecto Interreg EELabs en Tenerife, La Palma y Gran Canaria, que reciben los datos de la oscuridad del cielo de estas islas y cuyas cámaras se pueden consultar a través del portal de sky-live.tv. A lo largo de los próximos meses se instalarán nuevos dispositivos MiNiO en Madeira y Corvo (Azores), que permitirán evaluar cómo afecta la contaminación lumínica a las aves marinas.

«Llevamos mucho tiempo trabajando con equipos con tecnología Mobotix. Entre otras ventajas, cabe resaltar que son muy resistentes a las condiciones más extremas, lo cual nos permite mantener la monitorización constante de los cielos desde nuestros Observatorios», señala Miquel Serra-Ricart, Administrador del Observatorio del Teide, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).