fbpx
InicioActualidadLa policía puede revisar los antecedentes de un vigilante sin permiso según...

La policía puede revisar los antecedentes de un vigilante sin permiso según una sentencia del Tribunal Supremo

Contenido

  • El pasado 23 de noviembre, el Tribunal Supremo confirmaba a través de la sentencia 1.364/2021, emitido por la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Quinta, la capacidad de un policía para revisar los antecedentes de un vigilante de seguridad sin su permiso.
El pasado 23 de noviembre, el Tribunal Supremo confirmaba a través de la sentencia 1.364/2021, emitido por la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección Quinta, la capacidad de un policía para revisar los antecedentes de un vigilante de seguridad sin su permiso.

Una sentencia del Tribunal Supremo confirma que un policía puede revisar los antecedentes de un vigilante de seguridad

Mediante este texto, el Alto Tribunal avala el acceso al Registro Central de Penados y Rebeldes por parte de la Policía para revisar los antecedentes de un vigilante de seguridad sin su consentimiento. Lo hace porque considera que la cesión de estos datos es proporcionada y está legalmente prevista para asegurar el cumplimiento de los requisitos necesarios para el ejercicio de dicha profesión.

No obstante, el Tribunal Supremo matiza que la consulta de estos datos se limita al mantenimiento de la habilitación, siendo la ausencia de antecedentes penales por delito doloso un requisito indispensable para trabajar como vigilante de seguridad. Es decir, se trata de una cesión legítima de los datos personales que está legalmente prevista y proporcionada con el objetivo de garantizar el correcto desempeño de sus funciones como vigilante de seguridad. Así, esta revisión y control se aplican para corroborar la permanencia de este requisito y como garantía en su ejercicio de protección de la seguridad ciudadana.

Consulta la sentencia aquí

artículos relacionados

Elon Musk y X, en el punto de mira...

La Unión Europea ha intensificado su vigilancia sobre la plataforma de redes sociales X (anteriormente Twitter), propiedad de Elon Musk, en el marco de la Ley de Servicios Digitales (DSA). La respuesta de Musk a un influencer de ultraderecha ha propiciado la intervención de la UE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí