III Jornada técnica de TECNIFUEGO sobre incendios forestales: análisis, propuestas y avances

La Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (TECNIFUEGO) ha organizado la III Jornada Técnica de Lucha contra Incendios Forestales, en colaboración con el Ministerio para la Transición Ecológica, la Asociación Española de Lucha Contra el Fuego (ASELF) y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).

Luca contra incendios forestalesDurante la presentación, Antonio Tortosa, vicepresidente de TECNIFUEGO, recalcó la importancia de este tipo de jornadas para intercambiar conocimiento, puntos de vista y proponer temas de debate que sirvan para avanzar en la lucha contra los incendios forestales, «un tema que cada vez preocupa más a la sociedad, y en el que los especialistas tenemos que aportar soluciones». Por su parte, María Torres-Quevedo, subdirectora adjunta de Política Forestal y Lucha contra la Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica, recordó el compromiso de España con el cambio climático y la existencia de fondos reservados de la Unión Europea para combatir sus efectos nocivos, como son los incendios forestales. «Las ayudas NextGenerationEU están concebidas para impulsar la recuperación teniendo en cuenta la ecología, el impulso digital y la resiliencia», explicó.

A continuación, Ramon Maria Bosch, coordinador del Comité de Lucha contra Incendios Forestales de TECNIFUEGO, presentó a los ponentes. En primer lugar, Rafael Gómez del Álamo, jefe del Área de Defensa contra Incendios Forestales del Ministerio para la Transición Ecológica, hizo Balance de la campaña de incendios forestales 2021. Gómez aseguró que, en la comparativa decenal, se aprecia un descenso de los incendios tanto en número como en superficie. «El problema son los grandes incendios forestales descontrolados que hemos visto. Para combatirlos debemos implementar medios más potentes y con mayor capacidad de extinción», afirmó.

La siguiente ponencia llevó por título Proyecto europeo sobre la mapificación del riesgo: estudio y prevención. En ella David Caballero, ingeniero de montes y consultor internacional, ofreció información comparada de los países mediterráneos con mayor incidencia de incendios. «Todos tienen en común la llegada de olas de calor, la sequía y la gravedad de los incendios», señaló. El ponente destacó la importancia de integrar todos los aspectos y áreas, como ya se está haciendo en algunos proyectos desarrollados en Europa: «es un concepto holístico para crear capacidad de respuesta a través del estudio, la investigación, los análisis de riesgos y las comparativas entre casuísticas de incendios reales y simulaciones. Con todo ello, se buscan respuestas en materia de prevención, reducción de carga combustible, implementación de jardinería preventiva, etc.».

Seguidamente la ponencia Málaga 2021: el segundo peor IIFF del año en España en hectáreas quemadas fue impartida por José Francisco Espinosa Barranco, oficial del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Málaga y vicesecretario de APTB, quien recordó algunos de los aspectos claves del incendio de Jubrique, donde murió un bombero del Infoca. Este incendio, que tuvo en jaque a 1.000 profesionales de los equipos de protección y extinción, enseñó importantes lecciones: «se trató de un incendio descontrolado, con una carga de fuego extrema y que creó su propia meteorología. El seguimiento que se hizo por parte de los expertos en meteorología fue fundamental para la toma de decisiones. Se optó por llegar al umbral del incendio y no actuar, sino observar la evolución para cuando se pudiera intervenir«.

La Norma UNE 23530 Retardantes de largo plazo para incendios forestales: procedimientos para la calificación y control de calidad de los materiales, publicada recientemente, fue expuesta por Sheila Espasa, miembro de TECNIFUEGO. La ponente destacó los requisitos y propiedades de los retardantes de largo plazo, adecuados para la aplicación en incendios forestales. «La norma recoge las metodologías que se han desarrollado para la evaluación de las diferentes características de los retardantes de largo plazo, como son la viscosidad, PH, densidad, determinación de P2O5, separación de fases, concentración de sales de P2O5, miscibilidad, corrosión, eficacia ante el fuego, toxicidad e impacto ambiental y color”, explicó.

El programa de ponencias finalizó con la Planificación Forestal en los Incendios Forestales: Inteligencia Artificial, Seguros. Situación actual, ofrecida por José Ramón Peribáñez, inspector del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y representante de ASELF. El ponente aportó una nueva metodología estadística de cálculo del riesgo de las pólizas de los terrenos forestales que permite incentivar el aseguramiento, potenciar el sector forestal, disminuir el riesgo de incendios y, «por añadidura, mejorar la financiación de los servicios de éxito gracias al incremento de la contribución especial que las empresas aseguradoras destinan a este concepto».

La segunda parte de la jornada consistió en una Mesa redonda de interfaz urbano forestalen la que se abordaron temas como la ordenación territorial, la colaboración y coordinación entre entidades y especialistas, la concienciación de la población, la aplicación de nuevas tecnologías en la prevención y extinción de incendios y la necesidad de una mayor regulación.

Imágenes: TECNIFUEGO