Decálogo para la reactivación económica del sector de Protección contra Incendios

Tecnifuego ha presentado un informe con un análisis de la situación generada por la Covid-19 en el sector de la protección contra incendios (PCI) y propuestas para su reactivación. En concreto un decálogo de acciones para poner en marcha la reactivación económica del sector.

decálogo

En palabras de Adrián Gómez, presidente de TECNIFUEGO, «como actividad industrial, prioritaria y esencial, queremos alertar del peligro que supondría para la seguridad de las personas la posibilidad de que la recesión económica generada por el coronavirus en buena parte de las actividades pueda relajar las medidas de PCI de los usuarios y empresas, como pueden ser los mantenimientos obligatorios de las instalaciones, las sustituciones aconsejables y/o obligatorias de los equipos tras su vida útil, y la ralentización de las instalaciones obligatorias de PCI en obra nueva».

Los sistemas PCI son parte esencial de la seguridad en nuestras vidas, tanto en la vivienda (edificios de viviendas), como en los centros de trabajo: empresas, industrias, comercios, hospitales, residencias de ancianos, infraestructuras… Las carencias de mantenimiento y de suministros de equipos de sustitución pueden suponer un peligro grave para la seguridad de personas y bienes.

Desde TECNIFUEGO planteamos implementar un plan estratégico para volver a la actividad productiva de todos los sectores que nos afectan, que tenga en cuenta las necesidades de las empresas en esta desescalada, tanto sanitarias (EPIs), como de financiación, renovación de ERTEs y de condonación o aplazamiento en su caso de pagos de Hacienda y Seguridad Social, y suficiente inversión pública para salir de la crisis.

Proponemos las siguientes medidas y decálogo para reactivar la economía y la seguridad en el sector de PCI:
1.- Fiscalidad. Aplazar los pagos de Seguridad Social es liquidez directa para la empresa sin necesidad de instrumentarla financieramente.
2.- Préstamos ICO. Préstamos con aval del ICO: incluir todos los CNAE de la actividad de PCI en la primera línea de concesión de estas líneas de crédito.
3.- Legislación. Agilizar los reglamentos que están en trámite, como el Reglamento de
establecimientos de seguridad contra incendios en establecimientos industriales
(RSCIEI) y Código Técnico de la Edificación. Igualmente, la Administración debe
velar por el cumplimiento riguroso de la normativa vigente y la aplicación de
sanciones en caso de incumplimiento.
4.- Normalización. El sector de PCI, cofundador de la Asociación Española de Normalización, UNE (antes AENOR), está comprometido en todas sus actividades con la calidad, y el uso de equipos y materiales que cumplan las normas UNE, unas reglas para
todos, que garantizan la seguridad, vida útil, etc. Por ello, proponemos agilizar el proceso de actualización normativa, y un refuerzo para exigir su cumplimiento.
5.- Vigilancia del mercado y control de las instalaciones. Para verificar que las instalaciones y los mantenimientos cumplen con la legislación vigente y por tanto garantizan la seguridad.
6.- Especialización. Cumplimiento de los requisitos reglamentarios, en cuanto a personal
especializado y habilitado para ello. Agilizar las suspensiones y sanciones en caso de no cumplimiento.
7.- Licitaciones y obras públicas. Fomentar la contratación pública y los presupuestos de licitación y aceleración ejecución de obras ya adjudicadas. Redoblar la inversión en infraestructuras productivas e innovación.
8.- Políticas de incentivos: seguridad y rehabilitación. Es preciso establecer una política que incentive la implantación de medidas de rehabilitación que garanticen la mejora de la PCI en inmuebles de las diversas actividades económicas: almacenes y logística, comercios, industria, hospitales,residencias de ancianos, edificios de viviendas, hoteles y hostelería….
9.- Política Exportación específica. Plan ICEX especial para la Internacionalización de materiales de PCI.
10.- Morosidad. Medidas para atajar el previsible incremento de la morosidad,
reforzando la Ley con un reglamento sancionador.

En resumen, debemos insistir, por el bien general, en que el mantenimiento de
las instalaciones de protección contra incendios (PCI) debe ser realizado
siempre por empresas especializadas y homologadas, que cumplan los
requisitos señalados en la reglamentación (Reglamento de instalaciones de
protección contra incendios R.D. 513/2017).

Para acceder al informe completo pincha aquí

Imágenes: Brian A Jackson/Envato