Nuevos NVRs para entornos de oficina, comercio minorista y almacenes

Los nuevos NVR PoE Wisenet Q “Plug and Play” de Hanwha Techwin disponen de dos flujos de datos y una nueva interfaz de usuario ideales para comercios pequeños, oficina y almacenes. La capacidad de grabar imágenes capturadas por cámaras de 8 megapíxeles es solo una de las múltiples características de valor añadido integradas en los tres NVRs de la serie Wisenet Q.

Los dispositivos PoE “Plug & Play” de 4, 8 y 16 canales compatibles con ONVIF, que se suministran con una nueva interfaz gráfica de usuario (GUI) intuitiva y fácil de usar, han sido diseñados para su utilización en prácticamente cualquier aplicación de videovigilancia de tamaño pequeño y mediano, que requiera una solución de grabación y almacenamiento de vídeo rentable, robusta y fiable.

Estos NVRs son ideales para entornos de oficina, comercio minorista, almacén y de cualquier tipo de instalación que no necesite una gran cantidad de cámaras, pero donde los usuarios desean tener la capacidad de grabar imágenes capturadas por cámaras de ultra alta definición.

Bajo consumo de ancho de banda de los NVR

Una función de grabación de doble pista permite a los NVR grabar simultáneamente dos flujos de vídeo, con distintas resoluciones, de cada cámara conectada. Para garantizar que los operadores puedan verificar rápidamente lo que está ocurriendo en un lugar remoto, esta funcionalidad facilita la recuperación inmediata de imágenes de resolución estándar y permite a los operadores revisar posteriormente las imágenes grabadas con resolución ultra alta, para el posterior análisis pericial del incidente.

La compatibilidad con los algoritmos de compresión H.265, H.264 y MJPEG se suma a las nuevas características de bajo consumo de ancho de banda de los NVR, al igual que WiseStream II, una tecnología de compresión complementaria que controla de forma dinámica la codificación, equilibrando la calidad y la compresión, de acuerdo con el movimiento en la imagen.

Instalación sencilla e intuitiva

Los NVR ofrecen beneficios prácticos y reales a los integradores de sistemas, así como a los usuarios finales. El tiempo que los instaladores tienen que dedicar a la puesta en marcha se reduce aún más gracias a la capacidad de estos dispositivos de conectarse de forma remota mediante un teléfono inteligente o tablet, sin tener que configurar una red compleja. Esto se hace utilizando P2P y códigos QR.

La funcionalidad Power over Ethernet (PoE) también reduce el tiempo y el coste de instalación al evitar la necesidad de contar con puntos de alimentación y cableado separado para cada ubicación de cámara.