Interior responde a los detectives privados

Ante las peticiones de colegios y asociaciones profesionales de Detectives Privados de España en las que se solicitaban considerar a los detectives privados como un servicio esencial y puedan regresar a las calles con todas las garantías jurídicas, el Ministerio del Interior ha dado respuesta a estas solicitudes: los detectives privados no se encuentran excluidos de la posibilidad de circular por las vías públicas para el desarrollo de la actividad profesional.

detectives

Así lo ha comunicado por escrito la Secretaría de Estado de la Seguridad del Ministerio del Interior. El escrito indica que “En relación con su reciente escrito solicitando determinadas medidas para el sector profesional de los detectives privados, desde este Ministerio se comparte plenamente la preocupación al respecto, habida cuenta de la situación de excepcionalidad generada por la pandemia de COVID-19. 

Alzamientos de bienes, fugas de información confidencial, robos de material, bajas médicas falsas, solicitudes fraudulentas de ERTE, estafas al seguro, conductas irresponsables en el ámbito familiar, violencia de género… se están multiplicando al amparo de la situación extraordinaria creada por el COVID-19 y por el estado de alarma, según denuncian todos los colegios y asociaciones profesionales de detectives privados de España. El impacto económico y social es incalculable y pone en riesgo los objetivos de recuperación tras la pandemia.

En este sentido, como indica el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID19, no se recoge la seguridad privada en general como un servicio esencial.

No obstante lo anterior, el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, en su artículo 7 relativo a la limitación de la libertad de circulación de las personas, recoge lo siguiente:

“Durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para el desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación labora, profesional o empresarial. Igualmente, se permitirá la circulación de vehículos particulares por las vías de uso público para la realización de las actividades referidas en el apartado anterior o para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio.

En este mismo sentido, hay que señalar que el artículo 10 del citado real decreto, relativo a las medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial, equipamientos culturales, establecimientos y actividades recreativos, actividades de hostelería y restauración, y otras adicionales, no suspende el desarrollo de esta actividad profesional.”

Dado lo anterior, se comunica que los detectives privados no se encuentran excluidos de la posibilidad de circular por las vías públicas para el desarrollo de la actividad profesional, sin perjuicio de acreditar debidamente tal circunstancia en caso de ser requeridos para ello por los agentes de la autoridad, respetando en cualquier desplazamiento las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Los detectives sostienen que solo así se garantiza el derecho fundamental de defensa de sus clientes. “En la actualidad, se ven imposibilitados para reunir pruebas válidas ante la Justicia sobre delitos e infracciones en los ámbitos económico, laboral, mercantil, financiero, social, personal y familiar, como recoge el artículo 48 de la Ley de Seguridad Privada. Situación que causa indefensión y que puede complicar la saturación de los juzgados en los próximos meses”.

Además, tal y como señala el escrito, la labor de vigilancia y seguimiento de los detectives podría suponer una ayuda valiosísima para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el control de las actuaciones contrarias al estado de alarma. En algunos países europeos se está dando ya esta colaboración con muy buenos resultados.

Imágenes: Poylock19/shutterstock