Scati incorporará alarmas por temperatura corporal excesiva en su sistema de gestión de vídeo

Scati, fabricante de soluciones de vídeo IP inteligentes, realiza desarrollos en su SUITE para incorporar alarmas por temperatura corporal excesiva para la prevención en la transmisión de infecciones. Detectar e identificar a personas que pueden representar un riesgo para el resto de la población en instalaciones frecuentemente concurridas, es fundamental para evitar la transmisión de enfermedades.

Alarmas

Una temperatura corporal excesiva, conocida comúnmente como fiebre, es un indicador importante para conocer si una persona tiene una infección y puede representar un riesgo de contagio para el resto de la población.

La identificación de personas infectadas es prioritario para que los responsables de seguridad de estaciones de tren, aeropuertos, corporativos, centros comerciales puedan proteger al resto de usuarios.

Los sistemas de termografía disponen de analítica inteligente para la identificación de personas a través de detección facial, lo que minimiza falsos positivos.

Una vez detectadas son escaneadas, midiendo su temperatura corporal en hasta 10/15 personas simultáneamente con una precisión de ±0.5ºC y a una distancia de hasta 9 metros de una forma rápida y fiable.

A través de sistemas de termografía, el sistema de vídeo detecta de forma no invasiva si una persona tiene una temperatura corporal excesiva (fiebre) y envía una alarma automática al centro de control.

Los operadores visualizan la imagen térmica y óptica (de 4 Megapíxeles) que ofrece simultáneamente la cámara, el dato de la temperatura y una marca sobre quién ha provocado esas alarmas, para responder así de una forma rápida.

Los metadatos asociados a estas imágenes quedan registrados a través RECKON, la solución de Business Intelligence de Scati. De este modo, la temperatura corporal se convierte en una fuente de datos imprescindible para detectar, prevenir y anticipar si nos encontramos ante una pandemia y activar los protocolos de actuación correspondientes para evitar su propagación.