Seguridad perimetral, la clave en la seguridad residencial

Gran parte de los robos en viviendas son perpetrados por medio de las zonas exteriores, terrazas y jardines, por lo que es clave proteger en primer lugar estas zonas vulnerables cuando se plantee la instalación de un sistema de seguridad.

clave en la seguridad residencial

¿Por qué es un factor tan importante? La detección de una intrusión en una fase temprana permite reaccionar con la suficiente antelación antes de que el intruso acceda a la propiedad, estableciendo mecanismos de repuesta adecuados a la situación. Estos sistemas, además, actúan como disuasorios.

A la hora de elegir qué elementos se instalan en la zona a proteger, hay que tener en cuenta la fiabilidad de detección, la ubicación de los elementos a instalar según las áreas de acceso, las condiciones meteorológicas en donde van a estar expuestos, el mecanismo de comunicación y la tasa de falsas alarmas.

Un sistema de seguridad ha de ofrecer una protección integral con protección perimetral que debe de contar indispensablemente de detectores de movimiento. Los detectores de exterior disponen de un reconocimiento selectivo de eventos capaces de distinguir entre una intrusión y una falsa alarma.

La protección en exteriores por parte de los detectores ha de superar condiciones que no se dan en el interior, ya que debe de distinguir entre intrusos y animales (pájaros, mascotas, etc.), además de elementos naturales como arbustos o árboles que se balancean, asimismo, están expuestos al clima que haya en ese momento (lluvia, granizo, temperaturas extremas tanto de frío como de calor, etc.), al mismo tiempo de estar expuestos a un posible vandalismo y manipulación. Todo ello requiere de un conjunto de tecnologías avanzadas como son:
Doble tecnología que combina dos canales de microondas de banda-K con dos sensores PIR para un mejor rendimiento de captura e inmunidad a mascotas minimizando las falsas alarmas.
Reconocimiento de oscilaciones gracias a sus dos canales microondas y la Corrección Digital de sus dos canales PIR, con estas dos tecnologías se eliminan sustancialmente las falsas alarmas producidas por objetos que se balancean pero que no se desplazan, como es el caso de las ramas de los árboles o arbustos, así como alarmas falsas producidas por animales y cambios de temperatura.
Anticolisión que permite la instalación de detectores adyacentes (espalda contra espalda) y enfrentados sin que se produzcan interferencias entre ambos detectores.
Microondas de banda-K para aumentar la fiabilidad y generar un mejor rendimiento.
• Inmunidad a la luz solar gracias a un algoritmo especial que ignora los cambios bruscos en la intensidad de la luz del sol, eliminando así una de las principales causas de las falsas alarmas y pudiéndose instalar bajo luz directa.

clave en la seguridad residencial

Para completar la máxima seguridad del usuario, se hace indispensable la instalación de cámaras IP de exterior con la finalidad de verificar que es una alarma real, y la otra con el fin de ubicar al intruso dentro del recinto una vez se ha producido la violación de éste y responder eficazmente.

Al producirse una alarma que es detectada a través de uno de los detectores de exterior, la cámara envía automáticamente una serie de imágenes y/o clip de vídeo al usuario y/o a la CRA para poder actuar en consecuencia. Además, el usuario puede en todo momento conectarse a la cámara y solicitar visualizar el vídeo en tiempo real a través de la aplicación para dispositivos móviles.

Otros elementos que se pueden instalar para maximizar una protección exterior son los detectores de roturas de cristales para grandes ventanales y puertas de cristal simultáneamente con contactos magnéticos en las puertas de acceso, detectores de cortina y detectores de golpes.

En conclusión, una solución de seguridad con protección perimetral es clave en la seguridad residencial para poder actuar con la máxima antelación y no cuando se ha producido la intrusión dentro de la vivienda, pudiendo actuar en menor tiempo con la máxima capacidad de reacción.

Para todo esto es indispensable elegir tecnologías de vanguardia en los detectores de exterior y poder así maximizar el rendimiento de captura, minimizar las falsas alarmas y combinarlos con la vídeo verificación, de esta forma el usuario y la CRA pueden confirmar con precisión las alarmas procedentes del sistema de seguridad.

Por Borja García-Albí. VP Iberia & Latam. Risco Group