La Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas aprueba los Planes Estratégicos Sectoriales del Transporte y del Agua

La Comisión Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas, presidida por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha aprobado los Planes Estratégicos Sectoriales del Transporte del Agua, y ha designado 54 nuevos operadores críticos pertenecientes a estos sectores.

shutterstock_314492720Imagen Shutterstock / GG Studio

Los Planes Estratégicos Sectoriales del Transporte y del Agua permiten identificar los servicios esenciales prestados a la sociedad por estos sectores, su funcionamiento, las principales amenazas que se ciernen sobre los mismos y sus principales vulnerabilidades, las infraestructuras críticas que proporcionan servicio y los operadores propietarios y/o gestores de las mismas. Estos planes culminan con una evaluación de las consecuencias potenciales de su inactividad, así como con una propuesta de medidas estratégicas para su mantenimiento.

Los nuevos 54 operadores críticos designados, además de cumplir con una serie de obligaciones derivadas de la Ley 8/2011, pasan a formar parte del Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas, lo que conlleva una especial relación con las autoridades competentes, a través del Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Como novedad, todo esto se traduce en la participación de los operadores en grupos de trabajo específicos, en la existencia de canales singularizados para el intercambio de información relevante para la seguridad de sus instalaciones, redes y sistemas, en el acceso a los sistemas de comunicación previstos por la Ley y en la especial consideración que para la seguridad pública tienen sus infraestructuras, a la hora de implantar medidas de protección alineadas con el Plan de Protección y Prevención Antiterrorista, actualmente en Nivel 4.

Los 39 operadores críticos designados en 2014 están actualmente poniendo en marcha una serie de planes de protección específicos sobre el conjunto de sus infraestructuras, que serán complementados por la aplicación de los correspondientes planes operativos previstos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, en su caso, por las Fuerzas Armadas.

Con la aprobación de los nuevos planes estratégicos sectoriales se cubren ya 10 de los principales sectores nacionales de producción y se alcanza el número de 93 operadores críticos. Uno de los principales objetivos que se pretende lograr es el fortalecimiento de la seguridad, no sólo de las infraestructuras críticas españolas, sino también del sistema europeo de infraestructuras, que se encuentran en la mayoría de los casos interconectados entre sí.