fbpx
InicioArtículos técnicosCiberseguridad: el escudo impenetrable para salvaguardar el futuro de las Infraestructuras Críticas

Ciberseguridad: el escudo impenetrable para salvaguardar el futuro de las Infraestructuras Críticas

En un mundo cada vez más interconectado y dependiente de tecnologías conectadas, la ciberseguridad se ha convertido en una prioridad crucial para proteger infraestructuras críticas y operaciones industriales

Bruno Azula López
Sales Manager para España y Portugal. Axis Communications

En un mundo cada vez más interconectado y dependiente de tecnologías conectadas, la ciberseguridad se ha convertido en una prioridad crucial para proteger infraestructuras críticas y operaciones industriales. Las amenazas cibernéticas están en constante evolución y provienen de diversos actores, desde hackers aficionados hasta grupos organizados y posibles actores respaldados por estados. En este contexto, el sector de la vigilancia y la seguridad enfrenta desafíos únicos al diseñar y desarrollar soluciones que protejan tanto el ámbito físico como el digital.



La importancia de las infraestructuras críticas y las operaciones industriales no puede subestimarse, ya que el funcionamiento continuo de estos servicios esenciales es vital para la economía y la sociedad. Sin embargo, el aumento de la conectividad también ha expuesto a estas entidades a riesgos cibernéticos que pueden interrumpir sus operaciones y tener un impacto significativo en la población y la economía.

El entorno normativo en ciberseguridad está en constante cambio, lo que representa un desafío adicional para aquellos involucrados en el diseño y la implementación de soluciones de vigilancia y seguridad. Los reguladores están buscando formas de mejorar la ciberseguridad en el ámbito de las infraestructuras críticas, lo que implica que los proveedores y consultores deben mantenerse actualizados y cumplir con las normativas aplicables.

Una de las tendencias en la regulación es poner énfasis en la responsabilidad compartida de los proveedores de servicios esenciales y los expertos en ciberseguridad. En lugar de simplemente definir requisitos específicos, los reguladores están instando a las organizaciones a demostrar que tienen medidas efectivas para protegerse contra ciberataques. Esta evolución en el enfoque regulador implica que todos los actores de la cadena de valor, desde el diseño hasta la implementación y el mantenimiento, deben estar involucrados en garantizar la ciberseguridad.

En este sentido, es fundamental adoptar un enfoque de «pensamiento sistémico» al diseñar soluciones de vigilancia y seguridad. No se trata simplemente de productos aislados, sino de sistemas integrados que protegen tanto el hardware como el software. La ciberseguridad debe estar en el centro de la planificación y el diseño, con el reconocimiento de que las soluciones evolucionan con el tiempo y deben adaptarse a las amenazas emergentes.

Infraestructuras Críticas, adopción de estándares de seguridad

Los consultores y especialistas desempeñan un papel esencial en este proceso. Deben evaluar cuidadosamente las soluciones de terceros que recomiendan, asegurándose de que cumplan con las normativas y políticas de seguridad relevantes. La adopción de estándares de seguridad y la implementación de medidas proactivas, como el inicio seguro, el firmware firmado y la gestión del ciclo de vida de los dispositivos, son esenciales para garantizar la ciberseguridad a largo plazo.

Es importante mencionar que la protección de infraestructuras críticas no solo implica medidas reactivas para mitigar los riesgos actuales, sino también una mentalidad proactiva para anticipar y prepararse para futuras amenazas. Los expertos en ciberseguridad deben estar al tanto de las últimas tendencias y técnicas utilizadas por los ciberdelincuentes y los actores maliciosos. Esto permitirá el desarrollo de soluciones de vigilancia y seguridad más robustas y adaptables, capaces de resistir los ataques cibernéticos más sofisticados.

Asimismo, la educación y la concienciación son componentes vitales en la lucha contra las amenazas cibernéticas. Las organizaciones deben capacitar a su personal en prácticas de ciberseguridad, promover una cultura de seguridad y fomentar la colaboración entre departamentos y proveedores para compartir información y experiencias relevantes.

En el ámbito de la ciberseguridad, el concepto de «confianza cero» está ganando terreno. Se trata de un enfoque que no da por sentada la seguridad de ninguna parte de la red y, en cambio, requiere una autenticación continua y una validación constante para permitir el acceso a los recursos. Este enfoque ofrece una mayor protección contra ataques avanzados y mitigación rápida de incidentes, ya que minimiza el tiempo de exposición a las amenazas.

Autores

Sales Manager para España y Portugal. Axis Communications

artículos relacionados

Los profesionales europeos utilizan la IA con escasa formación...

El nuevo estudio de ISACA lo revela: más del 70% de las empresas ha implementado la IA en sus procesos pero solo el 30% ofrece formación a sus empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí