fbpx
InicioCiberseguridadTendencias destacadas en ciberseguridad para 2024: análisis de Ikusi

Tendencias destacadas en ciberseguridad para 2024: análisis de Ikusi

Según Ikusi, las tendencias para el próximo ejercicio incluyen ciberresilencia, adopción de nube híbrida, ciberseguros, gestión global de infraestructuras de ciberseguridad y el enfoque Zero Trust.

A medida que avanzamos hacia el 2024, el panorama de la ciberseguridad se presenta como uno de los desafíos más apremiantes para empresas y organizaciones de todo el mundo. La creciente innovación tecnológica trae consigo nuevas oportunidades, pero también nuevos riesgos. En 2023, los ciberataques dirigidos a grandes empresas y entidades se han multiplicado, lo que no solo ha puesto en riesgo la integridad de estas organizaciones, sino que también ha colocado la ciberseguridad en el centro de la atención para 2024.

«2024 será un año donde habrá cambios significativos en la ciberseguridad, porque surgen nuevas amenazas, y con ellas la necesidad de innovadoras soluciones para proteger datos o sistemas de organizaciones e individuos», destacan los expertos de Ikusi

Inversión en ciberseguridad

La preocupación por los ciberataques no se limita únicamente a su impacto en la seguridad de la información, sino que también afecta a la reputación, la rentabilidad y la confianza de los clientes de las empresas. En Ikusi subrayan que, ante las nuevas ciberamenazas, «las organizaciones tienen que desarrollar una mayor ciberresilencia para adaptarse y enfrentarse a diferentes desafíos».

Según la última encuesta realizada por Sharp, la inversión en seguridad se ha convertido en una prioridad para el 51% de las pequeñas y medianas empresas en España de cara al próximo año. Esto refleja una creciente conciencia sobre la importancia de proteger los activos digitales y la información confidencial.

Además, el estudio revela que el 40% de estas pymes está más preocupado por su vulnerabilidad en ciberseguridad en comparación con el año anterior. Esto se debe en parte a que más de un tercio de ellas admite haber experimentado algún tipo de brecha de seguridad, siendo el malware la amenaza más común, seguido de cerca por los virus informáticos, el phishing y la pérdida de datos.

Tendencias de ciberseguridad para 2024

El año 2024 promete ser testigo de cambios significativos en el ámbito de la ciberseguridad, ya que surgen nuevas amenazas y con ellas la necesidad de soluciones innovadoras para proteger los datos y sistemas de organizaciones e individuos.

1. Concienciación y formación

Una de las tendencias destacadas en este panorama es la ciberresiliencia, que se refiere a la capacidad de una organización para resistir, adaptarse y recuperarse de ataques cibernéticos. Según Javier Aguilera, director general de Ikusi en España, la formación y la prevención son fundamentales para hacer frente a los ciberataques.

«Las acciones de concienciación y la formación de especialistas son la base de un buen plan de prevención, y es necesario realizar un mantenimiento regular de los equipos, con los software actualizados, así como proteger todos los dispositivos existentes y realizar una buena gestión de activos y de vulnerabilidades», aclara Aguilera.

2. Nuevas herramientas de detección

Además, surgen nuevas herramientas de detección de amenazas de seguridad, como XDR, que tienen como objetivo proteger a las empresas contra cualquier vector de ataque al recopilar y correlacionar automáticamente información de múltiples capas o plataformas de seguridad. Esto acelera la detección de amenazas y mejora los tiempos de respuesta a través de la automatización.

3. Protección de datos de la nube híbrida

Otra tendencia importante es la protección de datos en entornos de nube híbrida. Esto incluye la identificación de datos ocultos, la encriptación y la detección temprana de violaciones.

La inversión en tecnologías de nube se vislumbra como un diferenciador clave, ya que las empresas adoptan un enfoque proactivo para prevenir ataques y garantizar una rápida recuperación en caso de una brecha de seguridad.

4. Ciberseguros y plataformas de control

Los ciberseguros también se perfilan como una tendencia creciente, ofreciendo pólizas que cubren los daños causados por ataques cibernéticos. Por otro lado, las plataformas de control de amenazas globales y en tiempo real permiten monitorear, analizar y responder a los ataques cibernéticos, proporcionando información valiosa sobre riesgos, vulnerabilidades y acciones correctivas.

5. Modelo Zero Trust, una estrategia fundamental

Finalmente, el modelo Zero Trust, que desconfía de cualquier usuario o dispositivo, incluso dentro de la red corporativa, gana terreno en 2024. La autenticación continua, la segmentación de red y la monitorización constante son componentes clave de este enfoque. A medida que las amenazas evolucionan, adoptar una mentalidad de Zero Trust se convierte en una estrategia fundamental para proteger los activos digitales y mitigar el riesgo de acceso no autorizado.

En resumen, el año 2024 se presenta como un período de cambios significativos en el campo de la ciberseguridad, con organizaciones y empresas adoptando nuevas estrategias y tecnologías para hacer frente a las crecientes amenazas cibernéticas y proteger sus activos más importantes: la información y la confianza de sus clientes. La inversión en seguridad y la adopción de prácticas de ciberseguridad avanzadas serán cruciales para mantenerse a salvo en este entorno digital en constante evolución.

artículos relacionados

Solo el 10% de las empresas confía en su...

Mientras que la desconfianza en las capacidades de protección de datos disminuye en las empresas, los profesionales de la privacidad auguran que los presupuestos bajarán este 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí