Seguridad y tecnología para centros comerciales

Cientos de miles de personas acuden cada día a los centros comerciales, para ir de compras o simplemente por ocio y entretenimiento. Este sector se enfrenta a un doble reto en cuanto a los aspectos de la seguridad: en primer lugar, deben ser capaces de garantizar la integridad y seguridad de sus propios usuarios, por otro lado, deben recalar en la adecuada protección de los artículos frente al hurto, ya que supone un importante riesgo para el comercio y el origen de una cuantiosa pérdida de ingresos.

Alfonso González Blázquez. Product Manager Security TYCO

alfonso-gonzalezEste tipo de instalaciones destinadas a reunir a un gran número de personas debe tener en cuenta los aspectos relacionados con la seguridad, desde el mismo momento en el que se proyecta el edificio junto a todos los aspectos relacionados con los planes de emergencia y evacuación, el aforo, las facilidades en los accesos, etc. Criterios iniciales que deben complementarse posteriormente con otra serie de elementos de seguridad imprescindibles para garantizar una completa protección, tanto de los usuarios como de los propios comercios.

Las tendencias actuales de seguridad para la protección de edificios públicos con mucho tráfico, como los centros comerciales, se fundamentan en la integración de los diferentes sistemas de seguridad en plataformas de software para la gestión de información de seguridad física, conocidas como plataformas PSIM (Physical Security Information Management). Estas plataformas permiten realizar una gestión integral de todas las aplicaciones de seguridad en un entorno eficiente y abierto, incluyendo los sistemas de control de acceso, CCTV, detección de incendios, control perimetral y otras muchas funcionalidades. Todo ello redunda en una protección global de los establecimientos.

Numerosos centros comerciales y grandes superficies están apostando por el desarrollo de las soluciones VSaaS, o Vídeo Vigilancia como Servicio, que pasan por la centralización y gestión remota de los sistemas de monitorización. Según los cálculos de la consultora Transparency Market Research, este mercado va a crecer a un ritmo medio del 18% anual, hasta alcanzar un valor de 48 millones de dólares en 2020. Entre las ventajas de los sistemas de VSaaS destaca no solo el ahorro de costes y la flexibilidad que supone la externalización de los sistemas de seguridad. También supone una mejora de la seguridad, al contar con monitorización las 24h por parte de un equipo especializado y profesionalizado desde la Central de Recepción de Alarmas. Con ello, no solo es posible controlar la seguridad del centro durante los horarios de apertura, la protección se extiende a los horarios de cierre. Además es posible el control remoto de la entrega de mercancía en cada establecimiento.

Tecnología que va más allá de la seguridad

En esta época de inmediatez y digitalización, en la que es posible adquirir cualquier producto cómodamente desde casa, los centros comerciales deben ofrecer a sus usuarios algo más que una amplia oferta de productos. Ya no basta con una relación vendedor-cliente lineal. Lo que el cliente espera cuando visita un centro comercial es vivir una experiencia atractiva, comprar con comodidad y pasar un momento agradable. Uno de los mayores retos a los que se enfrenta el comercio en este contexto es poder ofrecer una amplia gama de productos y, por supuesto, poder garantizar a sus clientes que todos estos productos están disponibles en la talla, color y modelo que quiere, en el momento en que lo necesita. Afortunadamente para los comercios, la tecnología anti-hurto actual permite optimizar la gestión de los inventarios, para mejorar la disponibilidad de los productos y mejorar el propio rendimiento de la tienda. ¿Cómo se hace? Gracias, principalmente a la tecnología RFID.

La tecnología RFID y la integración con otros sistemas de seguridad, lleva la protección antihurto un paso más allá, ya que no sólo permiten proteger los productos, sino que impacta directamente en la operativa y la gestión de la tienda. Los sistemas antihurto actuales son capaces de recoger una ingente cantidad de datos sobre los comportamientos de los clientes en la tienda, sus gustos, sus intereses, los productos o las zonas que mejor funcionan, etc. El procesamiento de estos datos masivos se ha convertido en un aliado más para el sector de la distribución. Todo esto entronca con una de las tecnologías más en boga, el Big Data, que proporciona un conocimiento más exhaustivo del cliente y sus nuevos métodos de compra, y contribuye a mejorar el modelo de marketing y la eficacia del personal en la tienda,  y permite a los comercios hacer estudios post venta realmente precisos.

Imágenes: Tyco