El comportamiento de la generación millennial supone un riesgo para la ciberseguridad de los gobiernos

Forcepoint ha presentado un informe en el que ha estudiado cómo el comportamiento tecnológico de la generación millennial puede poner en peligro los sistemas de seguridad informáticos de los gobiernos, a no ser que se le preste la atención suficiente. Y es que se necesita una respuesta rápida en la ciberseguridad para hacer frente a este cambio generacional, ya que miles y miles de personas se jubilarán el año que viene.

millennials_infografia_forcepointEl estudio de Forcepoint, con más de 670 encuestados, detalla las conductas de riesgo de la generación millennial, como por ejemplo el uso habitual de las redes públicas Wi-Fi que no tienen protección, el intercambio de contraseñas y esa creencia de que la ciberseguridad es únicamente responsabilidad de los empleados de TI. Todo esto se traduce en un reto urgente para la seguridad de los gobiernos, ya que se espera que los millennials representen casi el 75% de la población activa en 2025.

Las personas más adultas son mucho más precavidas cuando están navegando por Internet, pero los datos demuestran que los millennials son mucho más propensos a despreocuparse por la seguridad online. A lo que nos enfrentamos es a una generación que cree que tiene la suficiente educación en materia de ciberseguridad y está muy confiada al respecto, pero el estudio de Forcepoint deja en evidencia que muchos no llevan a cabo comportamientos seguros cuando se trata de tecnología y de lugar de trabajo.

Entre las conclusiones más alarmantes, muchos reconocieron que utilizan el mismo dispositivo para trabajar y para jugar, consumiendo casi un cuarto de las descargas de archivos de la empresa, así como el uso de aplicaciones de terceros sin notificárselo a los responsables de TI. Además, los millennials usan la misma contraseña para varias aplicaciones y la comparten con los demás, incluso después de haber tenido la experiencia de una violación de la privacidad.

Forcepoint ha preguntado también a agentes de la seguridad federal de EEUU sobre los esfuerzos que están llevando a cabo en el campo de la ciberseguridad, observando que:

  • Los cambios actuales están directamente relacionados con el acceso a la información desde los dispositivos móviles, pero no hay novedades sobre el protocolo que se está llevando a cabo sobre la seguridad.
  • Hacen programas de sensibilización sobre la ciberseguridad y herramientas que permiten una mayor visibilidad mediante un control de alcance y de flujo de datos de las aplicaciones.

“Más allá de la seguridad de las aplicaciones y dispositivos que aportan los gobiernos, el resto de empresas también tienen que tener en cuenta los riesgos potenciales”, asegura Ed Hammersla, director de estrategia y presidente de la División Federal de Forcepoint. “Los datos del estudio muestran actitudes importantes y factores de riesgo que pueden ser utilizadas por las agencias y gobiernos para adaptar los programas de ciberseguridad a la generación millennial, aprovechando la creatividad y energía de éstos al mismo tiempo que evitan que se conviertan en amenazas internas accidentales”, explica Ed Hammersla.