Videovigilancia como servicio

Alberto Alonso. Experto en Vídeo IP de Axis Communications
Alberto Alonso. Experto en Vídeo IP de Axis Communications

¿La próxima generación de sistemas de vídeo?

La Videovigilancia como Servicio es una realidad que ya ha sido definida como «la próxima generación de sistemas de videovigilancia», según los principales analistas del mercado. Sigue la corriente de los servicios basados en «la nube» y, básicamente, permite al usuario disfrutar de videovigilancia y otras aplicaciones de vídeo sin tener que adquirir una aplicación de gestión ni equipamiento de almacenamiento específico.

Este tipo de sistemas conlleva claros beneficios tanto para los proveedores de servicios como para los usuarios finales. Desde el punto de vista del proveedor sus principales beneficios son que crea un flujo recurrente de ingresos y que diversifica su oferta de servicios. Desde el punto de vista del usuario, el principal beneficio es que disfrutará de todas las ventajas de un sistema de videovigilancia de última generación, por el que sólo pagará una mínima inversión inicial en cámaras y una cuota mensual asociada a un nivel de uso y consumo de recursos del proveedor de alojamiento.
Estos sistemas de videovigilancia alojados están especialmente indicados para instalaciones de entre 1 y 10 cámaras, tanto en una como en múltiples localizaciones. Se presenta, pues, como un modo asequible para que las empresas pequeñas y medianas puedan también aprovecharse de los beneficios de la tecnología de vídeo IP, despreocupándose de todo conocimiento técnico, ya que se accede al servicio a través de una página web del proveedor de servicios.
Según este modelo, el proveedor de servicios es responsable del sistema de almacenamiento (así como de su mantenimiento, de las actualizaciones y de ir incorporándole mejoras y nuevas características), así como del software de gestión. Los usuarios sólo precisan las cámaras y la conexión a Internet para, desde su PC o su «smartphone», acceder al portal del proveedor y poder visualizar las cámaras o las grabaciones. La seguridad de las grabaciones está garantizada ya que están alojadas en un data center, con lo que nadie puede robarlas ni manipularlas.

Camara de vigilancia
Con el alojamiento de vídeo, se beneficiará de la vigilancia IP sin necesidad de configuración de red.

Con el alojamiento de vídeo, se beneficiará de la vigilancia IP sin necesidad de configuración de red. Al externalizar la mayoría de necesidades de hardware y la totalidad del software, se reducen las complejidades de una instalación tradicional. El alojamiento de vídeo limita su inversión a las cámaras y a una conexión a Internet, en lugar de tener que mantener la estación de grabación y supervisión de forma local. El proveedor de servicio gestionará el mantenimiento del sistema, así como el almacenamiento de los datos grabados. El uso de cámaras IP en lugar de utilizar un sistema de CCTV con DVR implica menores costes de instalación y una mejor calidad de imagen.

Estos sistemas de videovigilancia alojados están especialmente indicados para instalaciones de entre 1 y 10 cámaras, tanto en una como en múltiples localizaciones.

Axis cuenta con un software para el desarrollo de este tipo de servicios denominado AXIS Video Hosting System (AVHS), dirigido a empresas de hosting y a proveedores de servicios de seguridad. Gracias a este software se accede a la característica «One Click Connection». Por medio de esta característica los usuarios simplemente tienen que conectar la cámara a la red, pulsar el botón «one clic», localizado en la parte posterior de la misma, y se conectará automáticamente al servicio de vídeo alojado. A continuación deberá iniciar sesión en el portal de su proveedor de servicios y registrar la cámara en el sistema. Toda la gama de productos de vídeo IP de Axis, tanto cámaras como codificadores de vídeo, soporta A VHS.

Alojamiento de vídeo
El alojamiento de vídeo limita su inversión a las cámaras y a una conexión a internet.

Algunos ejemplos de mejoras que el proveedor de servicios puede ir incorporando al sistema de vídeo alojado son: integración con otras aplicaciones, integración con TPV, rondas de televigilancia, verificación de alarmas, conteo de personas, mapas de calor, etc.
Aunque las soluciones de videovigilancia alojada no son nuevas en el mercado español, ya que operadoras de telecomunicaciones y empresas de seguridad las ofrecen desde hace tiempo, si pasan ahora por un momento interesante para ser consideradas por las pequeñas y medianas empresas e incluso por el mercado residencial. Tanto la mejora en las características y capacidades del equipamiento de videovigilancia (principalmente cámaras de vídeo IP y software de gestión de vídeo), como el aumento de las posibilidades del uso de la «banda ancha», y la reducción de los precios del almacenamiento invitan a la proliferación de la oferta de este tipo de servicios de videovigilancia y hacen que resulten interesantes para los usuarios finales. Según los principales analistas, el mercado de los sistemas de videovigilancia alojados crecerá hasta el año 2025.