Tecnifuego-Aespi: los incendios en industrias aumentan en el primer semestre de 2012

Los incendios en industrias: fábricas, talleres, almacenes, etc., han aumentado durante el primer semestre de 2012, según datos recogidos en diversas fuentes, como bomberos y aseguradoras. La crisis económica puede estar incidiendo en este incremento, bien porque se descuiden las tareas de mantenimiento, bien porque no se realicen las sustituciones de los equipos que llevan más de 10 años instalados.

Incendios en Industrias

Los incendios hasta junio en los establecimientos industriales se han sucedido de manera alarmante, dejando edificios, maquinarias y equipamientos destruidos. En un porcentaje muy elevado han acabado con la actividad empresarial, perdiéndose productividad, puestos de trabajo, valor añadido, y en definitiva riqueza.
Entre los últimos grandes incendios (más de mil metros cuadrados) en industrias durante 2012, citar las naves de almacenamiento de Fontestad y Naturlana (Valencia), fábrica de Papelería, almacén de Decoración y almacén de Salvador Bachiller (Madrid); Embalajes Blanco y Cauchos Arnedo (Rioja), Portas Vilanova (Pontevedra), donde murió un operario y cuatro resultaron heridos; Almazara Moraleja (Cáceres), con un fallecido y varios heridos; naves del Polígono industrial Viladecans (Barcelona); naves del Polígono de la Almunia (Zaragoza); siderúrgica Arcelor Mittal (Vizcaya), etc.
Tras el incendio de una industria, en el 20% de las ocasiones, las pérdidas son irreparables, la destrucción es total y no se puede reiniciar la actividad.
Desde TECNIFUEGO-AESPI, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, se llama a la reflexión de empresarios y autoridades sobre qué puede estar fallando en la protección de las industrias: ¿la falta de instalación de equipos y sistemas adecuados?, ¿su falta de mantenimiento y/o sustitución tras su vida útil?, ¿la falta de inspección periódica por parte de las autoridades competentes?
La seguridad contra incendios en la industria viene regulada por el Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales (RSCIEI), donde se clasifica a los establecimientos industriales en función del tipo de riesgo, y obliga a los titulares de los establecimientos industriales a solicitar a un organismo de control la inspección periódica de sus instalaciones, cada dos, tres o cinco años, según el tipo de riesgo. En caso de haber deficiencias, la propiedad deberá ordenar las medidas correctoras señaladas. Además, se contemplan programas de mantenimiento preventivo de los medios existentes de protección contra incendios, que vendrán a su vez regulados por el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), que se encuentra en fase de revisión para incorporar la normativa y actualizaciones necesarias.

Inspecciones Periódicas

En el Capítulo III. Inspecciones periódicas, del RSCIEI, se señalan las comprobaciones que hay que realizar:
• Que no se han producido cambios en la actividad ni ampliaciones.
• Que se sigue manteniendo la tipología del establecimiento, los sectores y/o áreas de incendio y el riesgo intrínseco de cada uno.
• Que los sistemas de protección contra incendios siguen siendo los exigidos y que se realizan las operaciones de mantenimiento conforme a lo recogido en el apéndice 2 del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI).
En los establecimientos adaptados parcialmente a este Reglamento, la inspección se realizará solamente a la parte afectada.

La periodicidad con que se realizarán las inspecciones no será superior a dos años, para los establecimientos de riesgo intrínseco alto; tres años, para los establecimientos de riesgo intrínseco medio; y cinco años, para los establecimientos de riesgo intrínseco bajo.
Para facilitar la inspección técnica, la revisión y conservación de las instalaciones de protección contra incendios, los expertos de los diferentes Comités Sectoriales de TECNIFUEGO-AESPI trabajan en varias guías de los sistemas de protección contra incendios, que se han aportado a los distintos Ministerios (Fomento e Industria) y a AENOR para su valoración. De estos documentos parten diversas normas, como la Norma UNE 23 580 Seguridad contra Incendios – Actas para la revisión de las instalaciones y equipos de protección contra incendios – Inspección técnica para mantenimiento. Y recomendaciones, como la que hace el Código Técnico de la Edificación (CTE): «Para la protección de los aparatos de las cocinas con sistemas automáticos de extinción puede ser de ayuda consultar el documento «Recomendaciones mínimas para sistemas de extinción para protección de cocinas» (julio 2011) elaborado y publicado por TECNIFUEGO-AESPI». Otra incorporación al CTE a petición de los expertos de la Asociación son las operaciones de mantenimiento a las que se deben someter las puertas cortafuego instaladas en cumplimiento del CTE DB SI y la periodicidad de las mismas, deben ser las que determinen los fabricantes en las hojas de instrucciones y mantenimiento de los productos suministrados.
En este sentido, la empresa mantenedora no debe limitarse a realizar las rutinas de mantenimiento exigibles para cada sistema. También es responsable de elaborar un informe de resultados en el que se señale en general cualquier anomalía: ya sea por roturas, por motivos de mala instalación, por la falta de adecuación del sistema al riesgo existente, o porque el sistema haya cumplido con su periodo de vida útil.
Desde TECNIFUEGO-AESPI se insiste en que una mayor inspección y control de los equipos de protección contra incendios, y que se renueven una vez hayan alcanzado su vida útil, llevará a una mejora de la calidad, eficacia y fiabilidad de los mismos, y por tanto a una mayor seguridad de las industrias.