fbpx
InicioArtículos técnicosEl potencial humano y el ecosistema de Seguridad estratégica corporativa

El potencial humano y el ecosistema de Seguridad estratégica corporativa

En este artículo, Alfredo Iturriaga ofrece un análisis sobre la necesidad de una simbiosis entre el potencial humano y la Seguridad Estratégica Corporativa.

Alfredo Iturriaga
CPP y coach profesional de carrera. Vicepresidente ejecutivo de RACOWIND SL y miembro de ASIS International desde el año 1993. Con 32 años de experiencia en Seguridad Estratégica y Gestión de Riesgos Empresariales.

Una de las tentaciones culturales que conlleva la era digital y que aumenta los riesgos en las organizaciones, es la tendencia a soslayar y, no pocas veces, a subestimar el potencial humano privilegiando en extremo las tecnologías, produciendo una gran vulnerabilidad.

Otra vulnerabilidad que también aumenta la exposición al riesgo en las organizaciones es la parcial y, a veces, nula presencia de Seguridad Estratégica Corporativa, también como consecuencia del vertiginoso avance de las tecnologías que, en el caso de la Seguridad, ha saltado de la seguridad física a la ciberseguridad, pasando de los fierros al ciberespacio, dejando de manifiesto que a la gestión global de seguridad le falta un eslabón.

¿Cómo trabajar y amainar estas vulnerabilidades recuperando aquel eslabón perdido? Una aproximación a la respuesta a esta pregunta es aquella que permite relacionar el potencial humano de las organizaciones con la Seguridad Estratégica Corporativa, conformando ambas de manera interdependiente, una simbiosis virtuosa de la seguridad, cuya ejecución permite construir aquel eslabón faltante que la vertiginosidad del cambio ha extraviado. 

Así, tenemos los dos componentes de esta simbiosis: el potencial humano y la Seguridad Estratégica Corporativa (SEC). Entenderemos como potencial humano aquella capacidad intrínseca que tienen las personas para luchar y cumplir con sus objetivos, para mejorar y crecer, siendo absolutamente conscientes de sus capacidades y limitaciones, perseverando en las primeras y mitigando las segundas.

El potencial humano se basa en tres ideas fundamentales: la primera, es reconocer que el colaborador posee potencialidades que necesitan ser desarrolladas, por ejemplo, la voluntad asociada a la motivación. La segunda, es la importancia que tiene el colaborador para impulsar el desarrollo de la organización, mediante su desempeño. Y la tercera idea es la comprensión de que el sistema organizacional influye en el colaborador y viceversa, por lo que el desarrollo de este necesariamente se encuentra ligado al desarrollo de aquél.

Por otra parte, la gestión de la seguridad debe ser considerada en las ligas estratégicas de la organización, jugando un rol de mediano y largo plazo; y debe abarcar la organización transversalmente, siendo así la corporación todo su campo de batalla, es decir, hablamos de Seguridad Estratégica Corporativa – SEC

Para hacer gestión de seguridad en los diferentes niveles de la organización, hemos definido un Ecosistema SEC, conformado por seis herramientas que orbitan un núcleo, el cual les otorga valor y un sentido coadyuvante entre cada una de ellas, al que llamaremos Política de Seguridad Estratégica Corporativa y Gestión de Riesgos Corporativos.

De la Política solo diremos que debe existir (aunque suene curioso decirlo), y que es la declaración de principios de la organización para realizar todas sus actividades y para conocimiento de todos los stakeholders.

De cada herramienta de nuestro Ecosistema veremos una referencia puntual concerniente al Potencial Humano que conlleva en su ejecución, evidenciando la simbiosis virtual que se produce, transformándose en una palanca estratégica del negocio.

  • Análisis Neuroescritural: ayuda a contratar colaboradores probos y con las habilidades pertinentes para cada cargo, apoyando así la gestión del talento humano que permita aprovechar al máximo su potencial. Buenos colaboradores, menos riesgos.
  • Coaching profesional de carrera: permite formar líderes exponenciales con crecimiento lateral, manteniendo al colaborador motivado y creciendo en la organización (“up or out”, reza un postulado inglés); bajo la mirada de las tres características del Potencial Humano.
  • Gestión de riesgos de seguridad empresarial – ESRM: Es la herramienta más completa y mejor dotada que asegura una gestión de riesgos holísticos, mediante una gobernanza gerencial centralizada en el primer nivel de la organización y una responsabilidad de gestión descentralizada en la línea, quienes en definitiva son los dueños de sus propios riesgos.
  • Inteligencia Estratégica Competitiva: Es una disciplina que permite a las organizaciones reducir el riesgo estratégico y aumentar las oportunidades de ingresos al tener una comprensión profunda de lo que ha sucedido, lo que está sucediendo y lo que podría suceder en su entorno operativo, siendo el profesional analista el que adquiere la mayor relevancia en el proceso.
  • Gestión de la Continuidad del Negocio – COB: Consiste en tener un plan para cuando alguna amenaza se materialice. El plan debe comprender un análisis de impacto en el negocio (BIA) operativo y financiero, una adecuada estrategia, y ser sometido a permanentes ejercicios de comprobación, cuyos resultados permitan su mejora continua. El recurso humano en esta gestión es lo más importante.
  • Resiliencia Organizacional: considerada como el modelo de maduración del Ecosistema, que, con su simbiosis con el potencial humano, implica conseguir una comunidad organizacional entrenada, capaz de enfrentar los retos de una amenaza, sobreponerse a ellos con los propios medios humanos y materiales, cohesionados bajo liderazgos transformacionales.

Resulta de primera necesidad repensar cómo vemos y gestionamos la seguridad, entendida esta como la protección de activos, tangibles e intangibles de una organización, en un escenario Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo – VUCA (por sus siglas en Inglés).

Tenemos entonces, la simbiosis virtuosa de la seguridad, en la que se establece una relación de apoyo mutuo entre el ecosistema de seguridad estratégica corporativa (la Política y sus herramientas) y el potencial humano de los colaboradores (gestionados, motivados y creciendo), para realizar un trabajo común, cual es mantener a la empresa alejada de los riesgos, y si alguno de ellos se llegara a materializar, contar con una organización capaz de enfrentarlo, gestionarlo y resolverlo con sus propias capacidades humanas y materiales, saliendo fortalecido del evento (Resiliencia Organizacional).

Una idea no cambia nada, en cambio una decisión lo cambia todo…

Autores

CPP y coach profesional de carrera. Vicepresidente ejecutivo de RACOWIND SL y miembro de ASIS International desde el año 1993. Con 32 años de experiencia en Seguridad Estratégica y Gestión de Riesgos Empresariales.

artículos relacionados

Los profesionales europeos utilizan la IA con escasa formación...

El nuevo estudio de ISACA lo revela: más del 70% de las empresas ha implementado la IA en sus procesos pero solo el 30% ofrece formación a sus empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí