fbpx
InicioInteligencia Artificial¿Cuáles son los 3 tipos de inteligencia artificial?

¿Cuáles son los 3 tipos de inteligencia artificial?

La AEPD diferencia tres tipos de inteligencia artificial: las IA fuertes, las generales y las débiles.

La inteligencia artificial o IA forma parte de nuestro entorno, basta con decir “oye Siri”, “hola Google” o “Alexa” para saber que los dispositivos móviles están haciendo uso de la IA para ofrecernos asistentes personales digitales. El uso y aplicación de la inteligencia artificial va desde compras on-line y búsquedas en la web hasta traducciones automáticas, ciberseguridad, vehículos etc. 

¿Qué es la inteligencia artificial?

El término «inteligencia artificial» fue acuñado por el informático estadounidense John McCarthy durante la Conferencia de Dartmouth en el año 1956 para referirse a “la ciencia y la ingeniería de crear máquinas inteligentes, especialmente programas de computación inteligente”. En la actualidad la Real Academia Española (RAE) define la inteligencia artificial como “disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico». 

Los datos del Gobierno de España afirman que el dominio científico de la IA se divide en dos sub-campos. Por una parte, el Aprendizaje Automático (Machine Learning) y el Aprendizaje Profundo (Deep Learning). En ambos casos se busca la construcción de sistemas que sean capaces de aprender a resolver problemas sin la intervención de un humano. 

Tres tipos de inteligencia artificial

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) establece tres categorías distintas de la IA en función de su alcance y el ámbito de aplicación.  

Dentro de los tres tipos de inteligencia artificial nos encontramos con la que ha disparado la aplicación práctica de esta disciplina y se le conoce como IA-débil. Su característica es desarrollar soluciones capaces de resolver un problema concreto, un ejemplo de ello es el reconocimiento facial y las búsquedas en internet. A este tipo de IA se le categoriza como débil no porque carezca de alcance y poder, sino porque todavía está muy lejos de tener los componentes humanos que atribuimos a la verdadera inteligencia.

Por su parte, la inteligencia artificial general o AGI por sus siglas en inglés tiene la capacidad de resolver cualquier tarea intelectual resoluble por un ser humano. Los sistemas de AGI pueden aprender de la experiencia con el objetivo de detectar y prever patrones y tienen la capacidad de llevarlos un paso más allá. 

Por último, dentro de los tipos de inteligencia artificial está la IA fuerte también conocida como superinteligencia artificial (ASI) la cual iría un paso más allá de las capacidades humanas. Son sistemas autoconscientes que no solo imitarían o entenderían el comportamiento humano, sino que lo comprenderían a un nivel fundamental.  

Conforme con el avance agigantado de la tecnología, la inteligencia artificial es una de las áreas de desarrollo tecnológico de mayor crecimiento. Por ello, y con el objetivo de garantizar la legislación vigente en materia de derechos fundamentales, el Consejo Europeo ha adoptado su posición común sobre el Reglamento de Inteligencia Artificial. Se trata de un documento encaminado a garantizar que los sistemas de inteligencia artificial introducidos y utilizados en el mercado de la UE sean seguros.

artículos relacionados

Grupo La Finca encabeza la vanguardia tecnológica de seguridad...

El grupo de Real State La Finca encabeza la vanguardia de la seguridad gracias a la colaboración con Hikvision y su tecnología de ecosistemas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí