fbpx
InicioControl de accesosSeguridad Física¿Cómo aumentar la seguridad de las ventanas?

¿Cómo aumentar la seguridad de las ventanas?

Cuando se habla de seguridad en el hogar, se suele pensar en los sistemas de videovigilancia o en las puertas blindadas. Sin embargo, la seguridad de una vivienda depende también de las ventanas.

Cuando se habla de seguridad en el hogar, se suele pensar en la tecnología más puntera, es decir en sistemas de videovigilancia o de alarma, y en la calidad de las puertas acorazadas o blindadas. En realidad, la seguridad de una vivienda depende en gran medida de otros elementos muy importantes: las ventanas. De hecho, un porcentaje relevante de robos se debe al acceso de los ladrones a través de ventanas o puertas-ventana. Además, este riesgo es especialmente elevado en los inmuebles situados en la planta baja, como las viviendas unifamiliares.

A continuación queremos aclarar varias dudas sobre la seguridad de las ventanas, para evitar que se conviertan en puntos de fácil acceso para los delincuentes.

Normativa de seguridad para ventanas, rejas y persianas

Para determinar el nivel de seguridad de un cerramiento hay que recurrir a la norma UNE-EN 1627:2011, que define la resistencia a la efracción. Dicha normativa establece seis niveles de seguridad y los requisitos de clasificación «para las características de resistencia a la efracción de puertas peatonales, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas».

La norma se aplica a los siguientes sistemas de apertura: batiente, oscilante, plegable, oscilobatiente, proyectante de eje superior o inferior, deslizantes y giratorias, así como fijas. También incluye productos que incorporen elementos como buzones o rejillas de ventilación. Además, especifica requisitos para la resistencia a la efracción de un producto de construcción.

¿Qué tipo de ventana es más segura?

Los acristalamientos antirrobo tienen varios niveles de seguridad que están regulados por la norma UNI En 356. Empezando por P1A, el nivel más bajo, se sube hasta el nivel P2A de las ventanas clásicas de vidrio laminado. Las ventanas de clase P3A y P4A proporcionan niveles de seguridad más elevados, mientras que las ventanas antirrobo de clase P4A son las más seguras y su instalación se aconseja en la planta baja o en casas unifamiliares.

Es importante incrementar la seguridad para ventanas sin rejas eligiendo modelos de calidad correspondientes a las clases P2A, P2A o P4A, con marcos que garanticen no sólo un diseño bonito y una buena manejabilidad, sino también una considerable capacidad antirrobo.

«Con soluciones integradas y centradas en la eficiencia energética para la técnica de seguridad y de puertas y ventanas, se puede combinar el confort y la seguridad de forma conveniente con la eficiencia energética», aclaran desde GEZE, fabricante de puertas y ventanas de seguridad para edificios inteligentes.

ventanas con rejas
Ventanas de una planta baja con rejas. Foto: unsplash.com

Rejas para la seguridad de las ventanas

Las rejas son un sistema de seguridad que protege la vivienda además de potenciar el factor disuasorio. Para su efectividad, deben cumplir los parámetros de seguridad fijados por la normativa. En función del tipo de casa y debido a necesidades concretas de uso, se puede elegir entre rejas fijas, removibles, bandit, rejillas, extensibles o abatibles.

En las casas unifamiliar es aconsejable añadir este elemento de seguridad de forma fija en las ventanas de la zona baja, mientras que en los pisos de cualquier altura de las comunidades de vecinos su instalación y tipología dependerá de la autorización de la Junta de propietarios.

Por los que se refiere a la colocación de rejas en las ventanas sin consentimiento de la Comunidad de vecinos, el abogado Francisco Sevilla Cáceres aclara que «lo que no cabe nunca es que el propietario instale dichas rejas sin contar con la autorización de la comunidad». Sevilla Cáceres destaca además que antes de colocarlas, es necesario solicitar la autorización de la Junta de propietarios, «la que deberá aprobarlo en una Junta de propietarios incluyendo esta cuestión en el orden del día».

Ventanas blindadas y persianas

Algunas empresas especializadas en la fabricación de marcos para ventanas ofrecen versiones blindadas, como las contraventanas, elementos muy útiles para proteger el hogar y con un diseño agradable. De hecho, están fabricadas con materiales que suelen considerarse más atractivos estéticamente, como la madera, con características técnicas que les permiten hacer frente a cualquier intento de robo.

Entre los elementos de seguridad más interesantes se encuentran las cerraduras con cilindro antibumping, las bisagras de acero de alta resistencia, los pernos centrales de gran diámetro y los sistemas de cierre.

En su libro Experto en criminalidad en viviendas y cerrajería forense, el criminólogo José Manuel Ferro Veiga destaca que, “en general, una ventana que disponga de contraventana batiente para impedir el paso de la luz y el ruido es menos vulnerable a los ataques de ladrones que una ventana con persiana”. Sin embargo, además de las contraventanas, el experto aconseja poner también las “persianas en todas las ventanas y balcones y asegurarlas con un cerrojo interior”.

artículos relacionados