El sector de la Seguridad Privada cerró 2021 con un incremento de la facturación del 5,1%

El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada alcanzó una facturación de 4.431 millones, según el informe de APROSER.

Seguridad Privada
El segmento de Vigilancia del sector de la Seguridad Privada alcanzó los 2.651 millones

El ejercicio 2021 del sector de la Seguridad Privada, marcado por los primeros síntomas de recuperación de una pandemia sin precedentes que impactó en toda la actividad económica, ha cerrado con una facturación de 4.431 millones de euros. Así se desprende del Estudio Económico sobre el Sector de la Seguridad Privada en España, presentado por APROSER, donde aborda las cifras y datos más relevantes durante 2021.

Por actividades, el segmento de Vigilancia alcanzó los 2.651 millones tras registrar un crecimiento del 3,6% respecto al año anterior. El área de Sistemas y Alarmas también experimentó un incremento de la facturación, del 8,2%, incremento que llevo la facturación en esta actividad a los 1.507 millones. Asimismo, tras una caída del 19,9% en el año 2020, el sector del Transporte de Fondos tan solo ha experimentado una leve recuperación del 4,5% durante este periodo.

El sector de la Seguridad Privada continuará en una senda ligeramente favorable

De cara al ejercicio 2022, las previsiones apuntan a que el sector continuará en una senda ligeramente favorable y se estima que cerrará con un crecimiento de la facturación del 4% para el conjunto de la industria y del 2,5% en el segmento de Vigilancia. Conviene señalar que estas estimaciones están sujetas a las actuales y diversas incertidumbres en el escenario político y económico del país, en especial a  la evolución de los tipos de interés, el tipo de cambio euro/dólar, el precio del petróleo y del gas y  la ejecución de los fondos Next Generation, sin perder de vista nuevos efectos colaterales en el conflicto entre Rusia y Ucrania en los meses restantes del presente ejercicio.

La procedencia del negocio en el ejercicio 2021 crece de manera moderada en el ámbito público, cuatro puntos porcentuales más que en el último ejercicio analizado, pero todavía proviniendo del sector privado un 75%. A su vez, la facturación de las Administraciones Públicas muestra que el 52% procede de empresas públicas, la Administración Estatal aporta el 17%, la Administración Autonómica el 20% y el restante 11% proviene de la Administración Local.

En cuanto a los segmentos de demanda en Vigilancia, destaca Industria y Energía junto  con Comercio y Servicios, donde ambos segmentos se sitúan en el 16,5% de la facturación. A continuación, Infraestructuras de Transporte representan el 15,6% y Edificios / Instalaciones de Organismos Públicos con un 11,8%.

El número de empresas distribuidas por todo el territorio nacional asciende a 1.571, de las cuales 1.355 han sido habilitadas por el Ministerio del Interior, 195 por la Generalitat de Catalunya y 21 por el Gobierno Vasco.

*Si quieres acceder al informe completo pincha aquí