El mercado cloud español podría llegar a 2.875 millones este año

Los modelos operativos en la nube predominan entre las organizaciones españolas debido a la relevancia que representan en las iniciativas de transformación digital.

Los modelos operativos en la nube continúan siendo el enfoque predominante entre las organizaciones españolas durante este 2022, fundamentalmente por la relevancia que estos representan en las iniciativas de transformación digital. Según el reciente estudio Cloud y resiliencia de los datos. Aspectos clave en el nuevo contexto de TI de IDC España patrocinado por Evolutio, el mercado español de cloud podría alcanzar los 2.875 millones de euros para 2022, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 21.9% entre 2021 y 2025. 

La trasformación digital de las empresas

Del gasto total en iniciativas de transformación digital en 2021, el 24% correspondió a soluciones cloud. Esto se debe principalmente a que las empresas cada vez están respondiendo más a las dinámicas de la economía digital, donde la prioridad se encuentra en la búsqueda de la agilidad empresarial y la resiliencia a través del despliegue de diversas tecnologías digitales habilitadas por múltiples nubes distribuidas en arquitecturas híbridas.

Según la encuesta europea Future Enterprise Resiliency and Spending Survey de IDC, cerca de la mitad de las organizaciones españolas entrevistadas están invirtiendo en múltiples estrategias de nube, asignando capacidades y recursos a través de diversas nubes, lo que refuerza la tendencia de que éste es un mercado que crece en todos los segmentos (IaaS, PaaS y SaaS).

Adicionalmente, el 32% pretende buscar una experiencia sin fricciones entre las múltiples nubes, sin preocupaciones sobre la ubicación de los datos y aplicaciones, y lo que es más importante, logrando el máximo impacto empresarial a través del acceso a los datos de forma segura, utilizando una amplia gama de recursos que permiten una mayor agilidad y resiliencia. Por otra parte, solamente una de cada diez empresas españolas adopta un enfoque simple en el que a través de una sola plataforma esperan acceder a una amplia gama de servicios para satisfacer la demanda de diferentes stakeholders de sus organizaciones.

Crecimiento del mercado cloud pública en España

El mercado de cloud pública también crece rápidamente en España. Según los datos que desvela IDC este segmento podría llegar hasta los 5.143 millones de euros para 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 21.9%.

El motivo de dicho crecimiento radica en que la nube pública es el entorno más popular y común para implementar aplicaciones y servicios empresariales de una manera rentable, fácil de usar y escalable. No obstante, las organizaciones también buscan múltiples opciones de nube en función de sus requerimientos operativos y regulatorios.

Nube híbrida: la apuesta más demandada

La gestión de la nube híbrida se erigirá en un área de inversión importante para las organizaciones europeas. Y para lograr una adecuada política de gestión de costes en la nube que se alinee con sus estrategias empresariales, la implementación de capacidades de FinOps y CloudOps comienza a despegar.

Las empresas pueden incorporar resiliencia y agilidad a sus procesos y operaciones, mejorando su planificación y adquiriendo todas las capacidades necesarias para afrontar distintos escenarios, incluyendo disrupciones que afecten a sus procesos más críticos”, comenta Jacinto Cavestany, CEO de Evolutio.

La resiliencia de los datos, prioritaria

La resiliencia digital es vital para que las organizaciones se adapten rápidamente en un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo (VUCA). A medida que aumenta la dependencia de las organizaciones en los datos para generar modelos de negocio digitales, la resiliencia de los datos se está convirtiendo en un imperativo estratégico para el CIO.

La integridad y la calidad de los datos, la disponibilidad de los mismos, la protección de datos entre nubes, la movilidad de los datos y la resiliencia cibernética son las 5 capacidades principales que las organizaciones buscan desarrollar para garantizar la resiliencia de la información.