Medidas de seguridad para proteger el router

Para proteger la privacidad de tus datos personales es importante garantizar la seguridad del router con el objetivo de tener una conexión a internet segura

El router es un dispositivo que ofrecer una conexión WI-FI que envía información desde internet a los dispositivos personales
El router es un dispositivo que ofrece una conexión WI-FI que envía información desde internet a los dispositivos personales

La privacidad, la protección y la seguridad de nuestra actividad en la red se ha vuelto una prioridad a raíz del auge de las nuevas tecnologías. Podemos pensar que, el tener dispositivos electrónicos protegidos nos garantiza una navegación en internet mucho más segura. Sin embargo, para navegar de forma segura es importante comenzar por implementar medidas relacionadas con el router y su seguridad.

El router es un dispositivo cuya función es ofrecer una conexión WI-FI mediante la cual envía información desde la plataforma de internet a los distintos dispositivos personales. Por ello, su nivel de seguridad se verá reflejado en nuestros teléfonos, ordenadores, tablets, etc. A pesar de que los routers están programados por las empresas encargadas de su comercialización, ofrecen una serie de opciones con el objetivo de modificarlos para hacerlos más seguros.

Entre las posibles amenazas que pueden afectar al router se encuentran el uso de la red para descargar contenido ilegal, envío de spam o realizar ataques DoS, cuyo objetivo inhabilitar el uso de un sistema. Además, los ciberdelincuentes pueden espiar conversaciones, reducir el ancho de banda (capacidad máxima y cantidad de datos que se pueden transmitir a través de una conexión) e infectar los dispositivos mediante el uso de un malware.

¿Cómo protejo la red inalámbrica?

Las vulnerabilidades que pueden suponer un peligro para la seguridad en el firmware se solventan con parches y actualizaciones de seguridad. Por lo cual, es importante realizar las actualizaciones correspondientes.

En general, los routers vienen protegidos por credenciales de acceso. No obstante, se recomienda realizar un cambio de credenciales en el menor tiempo posible, puesto que estas suelen ser un tanto predecibles. Se puede optar por una serie de ocho a diez dígitos que incluyan mayúsculas y minúsculas, así como números y caracteres especiales.

Por su parte, la red WiFi también tiene un SSID (nombre público de una red de área local inalámbrica), el cual aporta información relevante como el operador o el modelo del router. Es necesario cambiar el nombre de nuestra red WiFi, así como la contraseña de acceso, se puede optar por poner un nombre aleatorio. De igual forma, muchos routers ofrecen la opción de “ocultar el nombre de la red WiFi”, que supondrá que la conexión del router no esté disponible para los programas que están al acecho de redes.

La red sin cifrado o red WiFi abierta no es muy recomendable por su escasa protección y, además, es de acceso fácil para la conexión a la red por parte de otros usuarios. En este caso, y con el objetivo de mejorar la seguridad del router, se recomienda el protocolo de cifrado WAP2/AES.

seguridad red inalámbrica router
La seguridad del router

Mejorar la seguridad del router

Resulta primordial realizar un chequeo de los dispositivos que están conectados a nuestra dirección MAC (un identificador que corresponde a un solo dispositivo red) con el objetivo de habilitar o denegar el acceso a determinados dispositivos. Para asegurar nuestro router desde otra red es importante desactivar el acceso remoto y cerciorarnos de que la opción “permitir el acceso remoto del usuario” se encuentre desactivada.

El WPS o conexión rápida del router permite llevar a cabo la conexión de dispositivos a nuestra red de forma mucho más rápida y sencilla. Sin embargo, aunque su función es muy útil, viene acompañado de una serie de riesgos que ponen en peligro la seguridad del router. En este caso es aconsejable desactivar la función WPS o minimizar su uso y optar por la contraseña WAP2 si queremos conectar un dispositivo nuevo.

Los puertos del router funcionan como un canal que tiene como objetivo establecer conexiones de varias aplicaciones con el servidor remoto para su funcionamiento. Estos puertos suelen llamar la atención de los ciberdelincuentes porque conforman una vía de entrada para futuros ataques cibernéticos. Aunque el proceso de abrir y cerrar los puertos se realiza manualmente, determinados modelos de router cuentan con un servidor UPnP, el cual permite que las conexiones se realicen de forma eficaz abriendo y cerrando las conexiones según la necesidad que se tenga.

Por último, se recomienda la creación de una red para invitados. De esta forma, se podrán conectar varios dispositivos a nuestra conexión, pero navegarán en una red distinta. De esta forma, nuestra red no se verá afectada por acciones ajenas. Además, dependiendo del modelo pueden aparecer funciones, como limitar el tiempo de conexión o el ancho de banda.

Imágenes: freepik