Serie K, nuevo videograbador de la Gama Entreprise de Scati Vision

SCATI fabricante de soluciones de vídeo IP inteligente incorpora la serie K en su portfolio de videograbadores.Basados en tecnología IP y dentro de la SUITE VISION, este equipo dispone de switch PoE integrado con hasta 24 puertos PoE, para facilitar la puesta en marcha de las cámaras conectadas directamente al equipo, lo que proporciona un importante ahorro en costes, y es ampliable hasta 64 canales IP mediante licencias de grabación con total disponibilidad.

videograbador

El videograbador K cuenta con 8 discos frontales 3.5″ SATA Hot Swap (o hot plug) que permite conectar / desconectar sus discos duros sin necesidad de apagar el equipo, lo cual evita dañar la unidad de almacenamiento internamente y garantizar su continuo funcionamiento y cuenta con hasta 80TB de almacenamiento.

Su diseño maximiza el funcionamiento ininterrumpido ante fallos al implementar redundancia hardware en sus componentes y configuración RAID 5 de almacenamiento, lo que lo hace ideal en operaciones de videovigilancia de misión crítica.

Fabricados en Linux, forman parte de una solución totalmente escalable y están diseñados para trabajar con cualquier cámara ONVIF.

Como las necesidades de grabación son diferentes en cada proyecto y en cada cliente, usando cámaras de mayor o menor resolución, teniendo que grabar por mayor o menor tiempo, de forma continua o por eventos, todos los grabadores SCATI VISION permiten un almacenamiento configurable con discos específicamente fabricados para su uso en videovigilancia.

Este equipo utiliza algoritmos de compresión H.265. lo que permite en las imágenes almacenadas menos almacenamiento (hasta un 40% menos comparado con otros fabricantes que utilizan H.264) y que la transmisión de las imágenes por la red pueda realizarse de una forma mucho más liviana y fluida.

Como todos los videograbadores de la SUITE VISION, el videograbador incorpora funcionalidades que permiten monitorizar su salud y operativa de forma continuada y, en el caso de que se detecte algún fallo, notificar sus alarmas técnicas; y, además, son capaces de servir simultáneamente a múltiples clientes y de limitar la transmisión de información atendiendo al ancho de banda disponible.