Entrevista: Raúl Valera, Security Manager Palacio Vistalegre Arena. Madrid

«La concienciación en materia de medidas de prevención y seguridad por parte de los asistentes a grandes eventos va de la mano de la divulgación de instrucciones, recomendaciones, campañas informativas, jornadas formativas, realización y evaluación de simulacros con la participación de cualquier persona o servicio implicado, incluidos espectadores», puntualiza Raúl Valera, Security Manager de Palacio Vistalegre Arena de Madrid, quien aborda en esta entrevista con Cuadernos de Seguridad cómo se organiza la seguridad de una instalación polivante y multifuncional, donde la tecnología juega un papel fundamental.

Director de Seguridad del Palacio Vistalegre

—A grandes rasgos, ¿podría explicarnos características concretas del Palacio Vistalegre Arena, aforo, número de empleados, tipo de eventos que se realizan…?
—Palacio Vistalegre es un espacio polivalente y multifuncional, no sólo por su ya demostrada capacidad espacial, operativa y logística, sino también por la experiencia acumulada durante sus ya varios años de existencia en la gestión y celebración de grandes eventos de todo tipo, tanto nacionales como internacionales. Espacio camaleónico y versátil que se adapta a las necesidades de cualquier evento, que pertenece a la Asociación Europea de Arenas (EEAA), lo que obliga a una superación, actualización y evolución constante.

Una instalación que cuenta con un equipo de trabajo permanente de profesionales del sector gestionando diferentes departamentos (Dirección, Seguridad, Producción, Técnica, Ingeniería, Mantenimiento, Administración, etc.), capaz de albergar eventos de diversa índole: conciertos, family shows, competiciones e-Sport, rodajes, conferencias, deportes y un largo etcétera. Su estructura circular sin barreras arquitectónicas y su versatilidad permite fácilmente adaptar el espacio a diferentes tipologías de eventos, con la posibilidad de crecer por sectores o por anillos.

Con un aforo máximo de 14.240 personas, dos amplios halles (norte y sur) con acceso directo a la Arena, y 31 accesos directos desde pasillos de tránsito interno al graderío, disponiendo de escaleras mecánicas, ascensores, además de 1 Palco Presidencial y 20 palcos vip, 2 amplias zonas exteriores de esparcimiento y 12 bares distribuidos en las 3 alturas de la instalación, parking interno y hasta 1.000 plazas de parking público en los sótanos de la Arena en el Parking Hipercor Vistalegre. Destaca la gran cubierta hidráulica circular que cubre el edificio, con un diámetro de 50m y posibilidad de elevación de hasta 12m de altura.

—¿Con qué medios y medidas de seguridad cuenta la instalación? ¿Qué medidas y protocolos permanecen implantados como consecuencia de la pandemia?
—En primer lugar, hay que destacar que en la organización de cualquier evento hay en juego importantes responsabilidades para con el público, personas trabajadoras y administraciones públicas, al tiempo que se debe sortear una gran inseguridad jurídica y diversidad normativa a nivel nacional, autonómico y local. Por otro lado, el contexto de la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19, ha añadido un nuevo nivel de obligaciones, medidas, limitaciones y responsabilidades en la organización de cualquier tipo de evento.

*¿Quieres leer la entrevista completa? Pincha aquí