Securitas incrementa la seguridad en el sector del taxi con solución Taxi Seguro

En colaboración con distintas asociaciones y federaciones del taxi, Securitas Seguridad España ha desarrollado una solución a medida para incrementar la seguridad en este sector. Este sistema, que está ya implantándose en fase piloto en Madrid, incluye una cámara embarcada y conectada con el Securitas Operations Center para reforzar aún más la seguridad en un sector tan vulnerable a ataques.

taxi

La seguridad, tanto de los conductores como de los pasajeros, sigue siendo una de las grandes preocupaciones en el ámbito del taxi. Para abordar este reto, Securitas ha diseñado una solución, que no solo previene los ataques, sino que además tiene en cuenta accidentes, robo del vehículo, riesgos de ciberseguridad y, por supuesto, la seguridad legal: la tranquilidad de cumplir con todas las normativas de seguridad privada, industria y protección de datos. De hecho, se trata del primer sistema de seguridad que aborda todos los requerimientos contemplados por las distintas normativas que afectan al sector del taxi.

Esta solución es una muestra más de nuestra continua apuesta por la innovación, para proporcionar a nuestros clientes la mejor herramienta que les permita anticiparse o resolver cualquier incidente. Para ello hemos partido de dos aspectos claves: trabajar con el sector para conocer bien sus necesidades y problemáticas, y contemplar la seguridad de manera integral, teniendo en cuenta los diferentes riesgos que afectan al taxi”, explica Rafael González del Río, Gerente de IoT de Securitas Seguridad España.

Máxima seguridad en una solución completa
La solución Taxi Seguro de Securitas está conectada 24×7 al mayor centro de control de seguridad para profesionales de España, el Securitas Operations Center (SOC). El módulo de comunicación monitorizado las 24 horas, permite a los operadores del SOC conocer la situación en el vehículo y actuar rápidamente, avisando a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y/o a emergencias si fuera necesario.

 

 

El sistema integra una cámara embarcada que permite al SOC observar en tiempo real lo que está ocurriendo en caso de incidente, y recuperar la grabación de las imágenes si son requeridas como prueba; un pulsador de pánico para el conductor en caso de emergencia; un sistema de escucha automático; un sistema de posicionamiento permanente y comunicaciones móviles para poder ser siempre geolocalizado; y un indicador LED de uso de inhibidores para advertir al conductor en caso de que alguien trate de comprometer el sistema.

El contacto constante con nuestro SOC hace que podamos ofrecer a los profesionales del taxi algo fundamental, como es la tranquilidad y la seguridad en su trabajo. Además, la experiencia obtenida hasta el momento nos está mostrando que los clientes valoran muy positivamente este plus de seguridad en sus recorridos”, concluye Rafael González del Río.