Automatic Systems: sistema de desenganche y reenganche automático para barreras de peaje

Con el sistema patentado de desenganche y reenganche automático para barreras de peaje, Automatic Systems logra mejorar significativamente el flujo de paso y la disponibilidad de los carriles, a la vez que se protege a los usuarios distraídos.

Automatic Systems

Los conductores torpes o los infractores pueden provocar impactos, a veces violentos, en las barreras de peaje de las autopistas. Así que, con el fin de proteger esas barreras y sus plumas, y también para evitar accidentes, hace más de veinte años que Automatic Systems ofrece sistemas de desenganche manual. El principio es bastante sencillo. Cuando la pluma recibe un golpe, no se rompe, sino que se desengancha moviéndose 90 grados en un plano horizontal gracias a un juego de bisagras. A continuación, el operador puede volver a colocar la pluma en su posición inicial.
La empresa francesa desarrolló y patentó en 2005 un mecanismo de reenganche automático para facilitar y acelerar el trabajo de los operadores. De esta forma, la pluma vuelve a su posición inicial unos segundos tras el impacto. La mayor ventaja es que el reenganche se hace de forma mecánica, sin que ninguna persona deba intervenir. Por tanto, los operadores de peajes pueden liberar el carril inmediatamente tras el incidente, lo que garantiza que el flujo de paso sea máximo incluso con tráfico denso. Y también se mejoran las condiciones de seguridad de los operadores.

En esencia, el sistema funciona mediante un mecanismo compuesto de diferentes muelles que reenganchan la pluma en su posición original, ya sea horizontal o vertical, con un ángulo de desenganche de 0 a 90 grados. Es decir, si la pluma sufre un golpe en posición horizontal, volverá a su posición inicial sin tener que realizar todo el ciclo de reenganche.

Además, en caso de que se fuerce, el sistema cuenta con un sensor que transmite la información para que se coloque la pluma en vertical y se reanude su ciclo normal si no hay ningún obstáculo en la zona. Los dos dispositivos de desenganche manual y reenganche automático están disponibles con modo de avance y de retroceso, una característica exclusiva en el sector.

Este sistema se puede usar también en aparcamientos de pago, por ejemplo. Ofrece la ventaja de que se reducen las roturas de las plumas y la barrera puede reanudar su funcionamiento normal en un tiempo mínimo, y permite que el parking vuelva a estar operativo y sea rentable rápidamente.

Asimismo, no solo se recomienda una barrera levadiza para evitar infracciones, sino también para delimitar una zona de carga, una báscula para camiones o incluso una esclusa de espera.

Con este sistema de desenganche y reenganche, los propietarios podrán reducir el gasto en piezas sueltas de plumas y, sobre todo, disfrutarán de la ventaja de que podrán retomar las operaciones y el tráfico enseguida.

Automatic Systems

Para optimizar y complementar el funcionamiento de los sistemas de desenganche y reenganche automático, en 2003 Automatic Systems patentó otro producto, la pluma semiflexible Protecta™, con la que se evitan daños y accidentes en caso de impactos con vehículos. Está elaborada con fibra de carbono y espuma de poliestireno expandido, que es una opción más resistente y ligera, por lo que ofrece una mejor protección de los usuarios y sus vehículos, a la vez que resiste roturas.

Este material permite la deformación en caso de impacto, ofreciendo resistencia a los golpes a hasta 80 km/h. A lo largo de los años, esta pluma de barrera se ha convertido en un producto imprescindible entre los usuarios.

Antes de que se comercializara la pluma Protecta™, la pluma de las barreras de peaje solían ser de aluminio o estaban reforzadas con una estructura metálica. Estos materiales eran peligrosos para los usuarios, y solían producirse roturas de las barreras o de las plumas. Además, estos incidentes inhabilitaban los carriles de peaje durante largos periodos.  Cuando se combina la pluma Protecta™ con el sistema de desenganche y reenganche, se mejora el flujo del tráfico, a la vez que se aumenta la protección de los usuarios.

En la actualidad, la mayoría de las barreras de Automatic Systems presentes en los peajes de autopistas cuentan con el sistema de desenganche y reenganche automático con la pluma Protecta™. Este equipamiento opcional está disponible para los modelos BL261 Toll, BL262 Toll y BL229 Toll en modo de avance y de retroceso. El conjunto de reenganche automático está protegido por una cubierta de ABS y ofrece seguridad a todas las personas que manejen el material.