Reproductor de mensajes: envío de mensajes de audio por red de datos

El reproductor de mensajes con programación horaria y control de zonas SMM-8SA dispone además de una salida Ethernet que le permite enviar los mensajes de audio a los equipos remotos SIP de Optimus: altavoces, amplificadores o interfaces de audio. Por tanto, los mensajes MP3 del dispositivo, ya sean activados por programaciones horarias (50) o por contactos de entrada (8), se pueden transmitir a la vez por el sistema de megafonía local y por los diferentes equipos de audio conectados a la red datos.

Mensajes

Con esta nueva función se amplían las posibilidades del equipo, que además de utilizarse en modo local como parte del sistema de megafonía de una escuela, supermercado, centro comercial, oficina… puede enviar por multicast IP los mensajes a puntos remotos. Estas son algunas de las posibilidades:

  • Definir zonas de múltiples altavoces (o de altavoces de gran potencia) en naves industriales, patios de escuela, campos de deporte, almacenes… gracias a la etapa de potencia MP-120SIP, de 120 W RMS para línea de 100 V.
  • Repartir altavoces exponenciales AE-15SIP colocados en postes, farolas o estructuras urbanas para emitir avisos a grandes áreas, por ejemplo en pueblos, playas, puertos
  • Crear clusters (grupos) de altavoces para conseguir puntos sonoros omnidireccionales con una inversión mínima utilizando el amplificador MA-215SIP, con dos salidas de 15 W RMS a 8 ohm.
  • Acceder a sistemas de megafonía completos e independientes para enviar mensajes con control de prioridad mediante la interfaz IA-10SIP.

El sistema se puede completar con un teléfono SIP para acceder a cada uno de los equipos remotos con prioridad máxima, y con un servidor SIP para gestionar grupos, desvíos, rellamadas… Asimismo la intercomunicación IP/SIP de Optimus también es compatible: el mismo teléfono puede atender, por ejemplo, a los intercomunicadores de zonas de refugios ES-42SIPH y enviar un aviso en vivo a un área remota de altavoces conectados a un MP-120SIP.