i-PRO lanza su primera gama de cámaras en color negro con Inteligencia Artificial

Ante la escasez de componentes y el aumento de los precios en el sector, i-PRO ha presentado un nuevo servicio de entrega rápida y ha confirmado que los precios se mantendrán inalterados para todas las líneas de cámaras i-PRO, con lo que subraya su compromiso de ser el colaborador de confianza de última generación para el sector de la seguridad. A su vez, en respuesta a la demanda de los clientes de una mayor variedad en la instalación, la compañía ha añadido los primeros modelos de cámaras de seguridad de color negro de la marca i-PRO.

Nuevas cámaras de color negro de I-Pro

Con el objetivo de ofrecer una mayor seguridad a sus socios y clientes ante la escasez mundial de chipsets y semiconductores, i-PRO ha presentado su servicio de entrega rápida para los principales modelos de la gama i-PRO, con una disponibilidad de 2 a 4 días desde el almacén en Europa y de 2 a 4 semanas desde la fábrica. Además, la empresa se ha comprometido a mantener los precios de sus cámaras, incluidos los modelos con inteligencia artificial, a pesar de la escalada de precios a nivel mundial. Así, la compañía subraya su compromiso de ser un fabricante flexible y ágil para sus clientes.

«En un momento en que el sector está luchando por satisfacer la demanda del mercado y se enfrenta a un aumento constante de los precios, i-PRO EMEA aporta seguridad y ofrece estabilidad a sus socios y clientes, así como al mercado y a todo el sector», comenta Gerard Figols, presidente de i-PRO EMEA.

Primeros modelos de color negro de la marca i-PRO

«Estamos muy orgullosos de lanzar estos primeros modelos de la marca i-PRO en el mercado EMEA, ampliando nuestra estrategia de integración de la inteligencia artificial en las empresas y aportando más opciones al mercado», añades. Las primeras cámaras de color negro de la serie i-PRO Standard ya están disponibles, en modelos con diseño domo y tipo bullet para exteriores e interiores. Estas cámaras de la gama con inteligencia artificial resultan ideales para integrarse discretamente en el entorno.

La serie S incluye un potente hardware Edge Computing, con aplicaciones internas basadas en inteligencia artificial incluidas de forma gratuita. El sistema está también abierto al desarrollo de aplicaciones especializadas de otros fabricantes para que las cámaras puedan utilizarse en aplicaciones comerciales mucho más amplias, desde el sector minorista hasta la Industria 4.0.