Las normas de protección contra incendios siguen sin aplicarse correctamente

Hace ahora poco más de diecisiete años, el 12 de febrero de 2005, desaparecía devorado por las llamas, el emblemático Edificio Windsor de la ciudad de Madrid. Y, sin embargo, la aplicación de las normas de PCI sigue ofreciendo excesivos riesgos para la seguridad de los ocupantes de muchos edificios.

protección contra incendios

 

El ingeniero Fernando Vigara, vocal de la Comisión de Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales del COIIM y especialista en protección contra incendios, fue contratado por un grupo de aseguradoras para la investigación del siniestro, y el resultado de su trabajo fue que el alcance del incendio, la destrucción total del edificio, fue compatible con el carácter fortuito del origen del incendio, y que se debió a la inexistencia absoluta en el edificio de los medios adecuados de protección contra incendios. El edificio contaba tan solo con las medidas de seguridad que eran aplicables cuando se proyectó, en 1970. Un principio que sigue rigiendo hoy en día.

«La situación es que los códigos de PCI evolucionan, aunque por su propia naturaleza, son de tipo genérico y de requisitos mínimos», afirma Fernando Vigara. Cada lugar de trabajo presenta unas características específicas en cuanto a las actividades concretas desarrolladas y a las circunstancias de vulnerabilidad frente al incendio de sus ocupantes. Por tanto, del mero cumplimiento de los códigos de PCI que le hayan sido aplicables a un edificio o industria no puede entenderse que se alcance una protección eficaz para los ocupantes.

Para Vigara, la vía de solución es clara, «Los ingenieros industriales especializados en protección contra incendios disponen de los conocimientos y herramientas adecuadas para analizar los escenarios representativos de incendio que se pueden producir en un edificio, y diseñar las medidas adecuadas de protección contra incendios»

 Ese trabajo se debe complementar con la formación y entrenamiento de los ocupantes para la correcta actuación en las situaciones de emergencia. Este entrenamiento debe  incluir la realización de simulacros periódicos de evacuación, en los que se debe evaluar si los tiempos necesarios para alcanzar un lugar seguro son compatibles con los tiempos disponibles de condiciones de sostenibilidad.

En el seno del COIIM, la Comisión sobre Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales, trabaja en la mejora y actualización continua de los conocimientos de los ingenieros dedicados a las actividades de seguridad contra incendios y prevención de riesgos laborales.

Un incendio de película

Sobre el incendio y sus orígenes se han escrito cientos de artículos, e incluso hasta una obra de teatro, novelando el suceso. Se ha llegado a decir que el incendio fue provocado, pero el informe de la Policía Científica estableció que el origen del incendio había sido fortuito.

protección contra incendios

No existía un sistema aceptable de detección automática de incendios, no existían bocas operativas de agua contra incendios ni un sistema de rociadores automáticos. Las columnas secas de uso exclusivo de bomberos se encontraban fuera de servicio, la compartimentación vertical del edificio era inexistente, no se disponía de un plan de autoprotección,…

En esas condiciones, lo único que pudo proveer la fortuna, fue que el incendio se produjera en un sábado por la noche y con el edificio totalmente desocupado, con la excepción de los vigilantes.

Los bomberos, que acudieron al incendio, tuvieron que abandonar el edificio sin poder actuar en su interior, a pesar de disponer de los equipos adecuados de lucha contra incendios, trajes ignífugos, equipos de respiración autónomos, y de una insuperable preparación física. Aun así, se produjeron varios heridos entre ellos.

Basta extrapolar las condiciones que tuvieron que soportar los bomberos, a las que hubieran estado expuestos los ocupantes del edificio si el incendio se hubiera producido dentro de cualquier día y horas normales de trabajo, para predecir la catástrofe humana que hubiese ocupado las primeras páginas de todos los medios de comunicación.

El próximo 31 de Marzo en el Salón de Actos del COIIM tendrá lugar una Jornada Técnica sobre el tema La PCI en el ámbito laboral donde se analizará entre otros el incendio del Windsor y las herramientas disponibles en la ingeniería para evaluar y prevenir correctamente el riesgo de incendio en los lugares de trabajo.