El certificado digital en España, un mercado en alza marcado por la seguridad

Hoy día cualquier compañía, sin importar su tamaño o sector de actividad, puede aprovechar las ventajas que ofrece el uso de los certificados digitales. Redtrust, compañía española perteneciente a Keyfactor, y referente en el mercado nacional en custodia y centralización de certificados digitales, ha sabido seguir esta tendencia, consiguiendo consolidarse en España como proveedor de referencia del certificado y firma digital.

certificado digital

Efectivamente sectores como Alimentación, Logística o la Administración Pública, donde su uso se ha hecho imprescindible y teniendo una visión sólida sobre la protección de la identidad digital, han confiado en Redtrust, posicionando a la compañía como jugador clave, alcanzado un crecimiento del 52% respecto al año anterior.

Este desarrollo y consolidación de Redtrust viene avalado por el apoyo de una empresa de la magnitud de Keyfactor, que le ha permitido mejorar sus recursos y así poder innovar y ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Además de ello, la compañía también ha sabido aprovechar el desarrollo durante los últimos años del mercado del certificado y firma digital, y de los nuevos casos de uso del certificado digital (firma y cifrado de documentos) que cada vez llega a más sectores del mercado.

Certificado digital
Daniel Rodríguez, Director General de Redtrust.

“Sin duda, cada vez más empresas consideran la custodia segura del certificado digital como un factor diferenciador en la operativa y en la aplicación del Plan de Continuidad de Negocio”, afirma Daniel Rodríguez, Director General de Redtrust. “Nuestro mayor hito durante 2021 ha sido poder consolidar la estrategia de crecimiento intensivo implantada durante los últimos años, y no sólo por la obtención de nuevos clientes, sino también por la alta retención de los ya existentes, con una tasa de retención de ingresos (NRR) del 116%”.

 Mayor concienciación de la seguridad en la operatividad

 Hoy día, el certificado digital se ha convertido en un imprescindible para la operatividad de las compañías y sobre todo para su seguridad y la de sus empleados. Si 2020 fue el año del crecimiento de Redtrust, aumentando su volumen en un 68%, durante el pasado ejercicio la compañía ha seguido la misma línea gracias a su mayor usabilidad, tanto para labores de autenticación y realización de trámites con la Administración Pública como para la firma y cifrado de documentos de cualquier sector.

De igual modo, y en términos de firma digital, donde España es el país de Europa con una mayor presencia de la firma electrónica (se prevé un CAGR del 33,1% entre 2021 a 2026), Redtrust ha seguido ganando cuota rápidamente. Así, la empresa custodia, centraliza y protege los certificados digitales de más de 700 organizaciones, y el 33% de las compañías españolas de la lista Forbes Global 2000 confían en sus soluciones.

2022: continuidad de crecimiento con nuevos retos

Desde un inicio, la apuesta de Redtrust ha sido la de crear la herramienta más potente, segura y a la vez, sencilla, para custodiar, gestionar y controlar los certificados digitales de la empresa. Componiendo una solución robusta que pudiera integrarse fácil y rápidamente con el resto de las soluciones corporativas, algo muy complicado en el mercado, esta firma ha conseguido hilar una propuesta de alto valor y factor diferencial.

En base a esta atractiva oferta y al alto rendimiento que ha demostrado su solución, Redtrust encara el presente año con la misma estrategia y planificación que ha desplegado desde el comienzo. Así, y previendo para este 2022 un incremento de amenazas a la seguridad contra los datos (principalmente frente a identidad de recursos como el código fuente y documentos de las compañías), la compañía trabaja para ayudar a las empresas a gestionar y controlar la identidad digital como garantía de futuro.

“2022 se presenta con la misma filosofía de siempre y con el objetivo puesto en el mantenimiento de nuestros clientes y crecimiento en España, además de la definición de un plan de internacionalización que nos permita llevar nuestra tecnología a todos los mercados y verticales que puedan requerirla” concluye Daniel Rodríguez.