Tecnologías de localización puntual precisa de la intrusión en infraestructuras críticas

Milton Acosta. Gerente Regional de Ventas para Iberia. Optex

infraestructuras críticas

La seguridad en infraestructuras críticas ha cambiado mucho en España en los últimos 20 años. La constante evolución de la tecnología y el aumento del riesgo de ciberataques han tomado prioridad, pero no significa que los ataques físicos a las instalaciones sean menos probables o menos perturbadores. Como consecuencia de sus vulnerabilidades, las infraestructuras críticas están expuestas a multitud de riesgos y en el caso de España las amenazas a los activos vitales y estratégicos parecen haber aumentado en los últimos años. Uno de los principales retos es el tamaño de las infraestructuras y el gran perímetro que hay que proteger. Otro aspecto a tener en cuenta es la ubicación, normalmente remota, lo que añade complejidad a la hora de supervisar y controlar la seguridad a distancia.

¿Cuál sería el impacto de un ataque a una infraestructura crítica? Cualquier ataque o intrusión requiere una respuesta rápida y eficaz, pero es aún más crucial en el caso de infraestructuras críticas, no solo por el coste del daño a las instalaciones o por la interrupción a las operaciones comerciales, sino también porque tiene implicaciones de seguridad para la sociedad.

Por poner un ejemplo, imaginemos si un intruso accediese a una escotilla en una planta de tratamiento de agua para contaminarla, si una persona no acreditada entrase en la terminal de carga en un aeropuerto y consiguiera acceder a las pistas, o si una persona no autorizada ingresase en una zona restringida de una base militar. Detectar con exactitud el punto de intrusión en este contexto puede suponer un cambio realmente innovador que permita una respuesta de seguridad más rápida y eficaz.

Infraestructuras críticas

¿A qué nos referimos con la detección puntual precisa?
La localización o detección puntual precisa de una intrusión se refiere a la capacidad de un sensor de detección de señalar o indicar la ubicación exacta de la intrusión. En un perímetro muy extenso, la detección del punto exacto permite acotar la ubicación de los intrusos hasta un metro e incluso facilitar las coordenadas exactas.

El sistema de seguridad se beneficia de saber en tiempo real dónde se está produciendo exactamente la brecha de seguridad, lo que a su vez significa que el proceso de verificación visual es significativamente más rápido, ya que las cámaras pueden mirar con precisión el punto en el que se encuentra el intruso y luego rastrearlo por toda el área protegida.

*¿Quieres leer el artículo completo? Pincha aquí