Aprobada la Estrategia de Seguridad Nacional 2021

El Gobierno ha aprobado mediante Real Decreto en Consejo de Ministros la Estrategia de Seguridad Nacional 2021, cuya propuesta fue informada favorablemente por el Consejo de Seguridad Nacional que tomó la decisión de elaborar una nueva estrategia debido a los cambios en el contexto de seguridad derivados de la crisis de la pandemia de la COVID-19, así como por el aumento significativo en el uso de estrategias híbridas.

Estrategia Nacional de Seguridad

Según el acuerdo que aprueba el procedimiento para su elaboración, la Estrategia de Seguridad Nacional 2021 debe considerar especialmente la mejora de la prevención ante situaciones de crisis, con elementos tales como un mayor aprovechamiento de las nuevas tecnologías o un sistema de alerta temprana que facilite un proceso ágil de toma de decisiones.

Por otro lado, la Seguridad Nacional debe cimentarse sobre el consenso político más amplio posible. Por ello, durante el proceso de elaboración de la Estrategia, los portavoces de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional han sido informados de la evolución de los borradores de la ESN-2021 en distintas ocasiones.

El borrador de la ESN- 2021 fue sometido a la valoración y comentarios de los gobiernos autonómicos representados en la Conferencia Sectorial de Seguridad Nacional. Asimismo, se ha contado con las contribuciones de un grupo de expertos independientes, de reconocido prestigio y amplios conocimientos en materia de seguridad.

Estructura de la Estrategia de Seguridad Nacional

La Estrategia de Seguridad Nacional 2021 se estructura en cinco capítulos.

El primer capítulo —bajo el título “Seguridad Global y Vectores de Transformación”— describe el contexto internacional de seguridad y traza las principales dinámicas de transformación.

 

Estrategia nacional de seguridad

A continuación, el segundo capítulo, “Una España Segura y Resiliente”, hace un recorrido por las distintas regiones geográficas del mundo que son de interés nacional desde la perspectiva de la seguridad.

Por su parte, el tercer capítulo de la Estrategia presenta el mapa los riesgos y las amenazas a la Seguridad Nacional con un enfoque que pone de relieve su dinamismo e interdependencia, en un entorno de seguridad donde las estrategias híbridas ganan protagonismo.

 

Le sigue el capítulo cuarto —titulado “Un Planeamiento Estratégico Integrado”— que establece tres objetivos: mejora de la gestión de crisis; empleo de la tecnología y la Inteligencia Artificial; y preparación de acciones frente a las estrategias híbridas. Para alcanzar estos objetivos, se establecen tres ejes estratégicos:

  • Una España que PROTEGE la vida de las personas y sus derechos y libertades, así como el orden constitucional.
  • Una España que PROMUEVE la prosperidad y el bienestar de los ciudadanos.
  • Una España que PARTICIPA en la preservación de la paz y la seguridad internacional y defiende sus intereses estratégicos.

En torno a estos ejes se plantean 33 medidas concretas, que se constituyen en las líneas de acción de la política de Seguridad Nacional.

Por último, la Estrategia cierra con el capítulo quinto centrado en “El Sistema de seguridad nacional y la gestión de crisis”, donde se presenta un modelo integrado para hacer frente a las situaciones de crisis de forma preventiva, ágil y eficaz en el marco del Sistema de Seguridad Nacional.

Imágenes: freepik