Los clientes exigen seguridad sobre sus datos como parte de su experiencia con las marcas

En un mundo marcado por la transformación digital, la preocupación por un entorno seguro y la protección de datos forma parte inherente a la realidad. El temor a los ciberataques condiciona cada vez más tanto a empresas como a clientes. La pandemia amplió una conciencia generalizada sobre la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías de una manera segura. Y es aquí donde entra en juego la importancia de adoptar soluciones que garanticen esa ciberseguridad.

datos

El cambio de paradigma actual con el auge de nuevos modelos laborales como el del teletrabajo ha hecho que las empresas y los propios trabajadores se preocupen por este tema. El aumento del gasto en ciberseguridad es un hecho. Según datos de la consultora Gartner, la inversión en este ámbito superará los 150.000 millones de dólares este año, un 12,4% más que en 2020.

Esta preocupación se hace extensible al mercado de soluciones CRM, que ya está experimentando su particular evolución al apostar por plataformas en la nube SaaS frente a los modelos tradicionales “on premise” o de hospedaje propio. La digitalización lleva consigo un proceso de optimización de recursos para las marcas que se hace imprescindible en todos sus departamentos. El ámbito del CRM y la experiencia de cliente no es una excepción. Las estrategias de consolidación de servicios hacen que estas soluciones ya incorporen sus propios sistemas de ciberseguridad.

Para Eugenio Rodríguez, CTO de redk, “las empresas deben ser conscientes de que protegiendo los datos de sus clientes, protegen su propia marca. Vivimos un escenario de tolerancia cero al mal uso de los datos, que son el principal objetivo de los ciberataques. Por eso, los beneficios de prevenir superan los costes de utilizar este tipo de herramientas”.

Además, afirma que “el coste de gestionar la seguridad de los sistemas es muy alto ya que requiere un nivel de especialización elevado; las empresas pueden trasladar estos costes a las plataformas de Software como servicio para aliviar la carga, lograr aportar la seguridad que los clientes esperan y cumplir con las normativas vigentes”.

Desde redk destacan algunos de los conceptos clave que las compañías deben tener en cuenta a la hora de analizar su situación y reforzar sus sistemas de protección al implantar nuevas soluciones de CRM.

1 – CRM y ciberseguridad

Un proceso encaminado hacia la transformación digital supone que las empresas deban mantener un enfoque en la calidad y en cumplir con la normativa vigente. Contar con el equipo cualificado permite que las empresas puedan implementar las actualizaciones técnicas y mejoras operacionales, en este caso, en lo que se refiere a la seguridad que proporciona su plataforma CRM.

2 – Ciberseguridad para fidelizar clientes

Los consumidores están cada vez más concienciados sobre la necesidad de proteger sus datos y las empresas han de lograr cumplir con esta expectativa como parte de su estrategia de clientes. La exigencia, por tanto, es mayor y las compañías deben estar a la altura. De este modo, proporcionarán más confianza que contribuirá a una mayor fidelización de clientes.

3 – La experiencia del cliente debe ir alineada con la seguridad de los datos

Los sistemas CRM han de garantizar la ciberseguridad por defecto y nunca poner en compromiso la seguridad de los datos, ni de la organización, ni del cliente. Si se cuenta con la solución adecuada, se podrá innovar, gestionar los riesgos e implementar buenas prácticas.