Cámaras Panasonic con AI: simplificación en instalación y configuración

 La evolución tecnológica en videovigilancia ha dado grandes pasos, sobre todo desde que la inteligencia artifical se introdujo en las cámaras de videovigilancia. Hoy en día, las empresas necesitan confiar en lo mejor que la tecnología puede ofrecer en términos de seguridad y protección de bienes, personas y datos, y las cámaras modernas con AI a bordo representan la respuesta ideal a esta necesidad, gracias a las características de vanguardia que las convierten en soluciones adecuadas para diversos contextos. Hay un factor que es crucial para los instaladores, profesionales que tienen la importante tarea de facilitar el acceso de las empresas a este tipo de tecnología, relacionada con la simplificación del proceso de instalación y configuración.

Panasonic Business ofrece cámaras de innovación capaces de responder exactamente a estas peticiones. Una avanzada herramienta de software integrada combinada con una serie de aplicaciones disponibles directamente en las cámaras proporciona la posibilidad de aprovechar al máximo la AI, maximizando el rendimiento y la eficiencia, y al mismo tiempo disfrutando del beneficio de una instalación y configuración extremadamente rápidas, incluso para sistemas complejos.

Nuevas cámaras panasonic

i-Pro, simplificación sin precedentes

Con la nueva serie i-PRO, Panasonic ofrece soluciones de vanguardia que son aún más fáciles de implementar para los profesionales y cada vez más accesibles para un número creciente de empresas e instituciones.

Cuando se trata de la necesidad de instalar sistemas de este tipo dentro de redes a menudo complejas, la primera criticidad que surge es la configuración, especialmente cuando se trata de soluciones basadas en AI que, por lo tanto, requieren una configuración que es difícil de lograr sin la ayuda de soportes de IT” explica Antonella Sciortino, Gerente de Marketing de Seguridad de Panasonic.Precisamente para facilitar la respuesta a esta necesidad, hemos creado el software i-PRO Configuration Tool”.

Este kit, creado para permitir una fácil configuración de un sistema de videovigilancia AI utilizando un PC y una simple conexión a Internet, se lleva el mérito de permitir no solo el ajuste completo de las cámaras IP, sino también un control total sobre el sistema, para comenzar con los ajustes individuales. La visión y el control general que permite este software va más allá de la posibilidad de acción y resolución de problemas en el único dispositivo, permitiendo al instalador actuar sobre el sistema en su conjunto.

La herramienta simplifica considerablemente la lista de tareas que un instalador debe realizar en las máquinas, incluso una vez configuradas, comenzando con actualizaciones automáticas del sistema y del firewall. Pero Panasonic ha ido más allá, invirtiendo en investigación y desarrollo de aplicaciones de vanguardia basadas en AI, que se introducirán directamente en los dispositivos, con el doble objetivo de reforzar los ajustes de configuración que son simples, garantizados por el kit de software, y que permiten un nivel aún mayor de rendimiento directamente en las cámaras individuales. Todo esto sin coste adicional para el usuario final.

Las aplicaciones de AI integradas ayudan a maximizar el rendimiento de los dispositivos, ya que permiten al usuario final aprovechar al máximo las funciones particulares de cada uno de ellos, y al instalador garantizar la mejor instalación y la mejor configuración, con extrema simplicidad y sin necesidad de habilidades específicas de IT.

Sciortino continúa: “Hoy en día, la elección de adoptar cámaras Panasonic con funcionalidad de AI significa que el instalador puede prometer una solución de videovigilancia que no solo es de última generación, sino que también tiene un bajo impacto en los costes de infraestructura. Nuestra elección de integrar este tipo de aplicaciones directamente en las cámaras se traduce en un beneficio en términos de consumo de ancho de banda, que se reduce significativamente. Si pensamos en particular en dos de las apps que preinstatamos por defecto -AI-VMD (Video Motion Detection) y AI Privacy Guard en la nueva serie S- el valor añadido es evidente. Estas mismas apps llevan a cabo los procesos de análisis y procesamiento directamente sobre las cámaras”.

La App de AI garantiza el acceso instantáneo a funciones de seguridad inteligentes, como la detección de intrusiones o movimientos sospechosos dentro de la escena, preservando la privacidad en cumplimiento del GDPR y gestionando de forma independiente los metadatos de la imagen, extraiéndolos y proponiéndolos directamente a través del cliente de gestión. De este modo, proporciona de forma automatizada y directa contenidos y datos esenciales para su uso con fines estadísticos, fines de marketing, comerciales e incluso de análisis forense.